Fertilizantes o abonos orgánicos para marihuana

El mundo de los fertilizantes y abonos para marihuana a veces parece un mundo un poco alocado lleno de opciones, y es que realmente existen muchas formas de aportar nutrientes a nuestras plantas y de mejorar su rendimiento a través de una buena nutrición. Aquí hablaremos sobre las diferencias entre los diferentes tipos de abonos orgánicos para marihuana, que ventajas presenta cada uno y cuales nos pueden ayudar a mejorar nuestro cultivo en sabor, calidad y producción.

Un abono orgánico es aquel que resulta producto de la descomposición de materia orgánica de un ser vivo, esto incluye plantas e incluso en algunas legislaciones se considera un abono orgánico a los minerales formados naturalmente y extraídos mecánicamente para conseguir lo que se llama en agricultura micronización (machacar hasta pulverizar las partículas), que hace a estos nutrientes mineralizados mucho más solubles.

Lo que más se suele ver son abonos orgánicos para marihuana con un alto contenido en materia orgánica y minerales que han sido descompuestos de forma orgánica. Normalmente las concentraciones de estos abonos son más bajas debido a la baja concentración de nutrientes de los abonos orgánicos.

Ventajas: 
Los abonos orgánicos para marihuana sacan muy buenos sabores debido a la actividad biológica, en los cultivos en exterior son una de las mejores maneras de fertilizar el suelo y además permiten reutilizar muchos desechos animales producidos por la agricultura, lo que ayuda a mejorar considerablemente el impacto ambiental al reutilizar nuestros desechos.

Inconvenientes: 
Es muy difícil tener una muy alta producción en cultivos de interior utilizando únicamente abonos puramente orgánicos, además existen otros riesgos, pues estos desechos de animales muchas veces contienen residuos de antibióticos y otros medicamentos para animales que los hacen más sucios y peligrosos al contrario de lo que muchos creen.

Recomendaciones:
 Si quieres usar abonos orgánicos, no utilices diferentes productos, pues en la mayoría de los casos al no saber exactamente la composición ni la cantidad de la composición, probablemente estarás fertilizando doblemente, y sobre todo ten mucho cuidado con los excesos y carencias pues es muy fácil que aparezcan cuando no usas una nutrición completa con las adecuadas proporciones.

No utilices fertilizantes muy mineralizados, pues se destruyen literalmente la vida biológica y perderás todos esos bioestimulantes que mejoran la calidad y los procesos de nutrición.

 

Tipos de fertilizantes orgánicos


1) Abono o fertilizante sólido para marihuana

Guanos: Los guanos son residuos orgánicos de aves marinas, murciélagos y focas. Normalmente suelen existir 2 tipos de guano, uno muy rico en fósforo más adecuado para la floración y otro muy rico en nitrógeno, más apto para la fase de crecimiento.

Humus: El humus viene de la descomposición de materia orgánica a través de lombrices, bacterias y otros microorganismos, por lo general el humus suele tener un contenido alto en nitrógeno y gran cantidad de oligoelementos además de ácidos húmicos y fúlvicos que mejoran la calidad del suelo, su equilibrio y la absorción de nutrientes.

Algas marinas: Uno de los mejores fertilizantes que existen, es muy utilizado durante el crecimiento y aporta muchos reguladores del crecimiento vegetal así como otros oligoelementos, también hay otros productos como el Tres Algas de Trabe que está diseñado para el crecimiento y la floración con unos niveles muy altos de potasio.

Oligoelementos: Los oligoelementos o micronutrientes se utilizan para corregir carencias de micronutrientes, pues los micronutrientes son básicos para un desarrollo adecuado de la planta, ya que puede bloquear la absorción de otros nutrientes.

 

2)Abono o fertilizante líquido para marihuana

Vitaminas: Las vitaminas ayudan a la planta a mejorar sus defensas, mejorando su respuesta frente a estrés hídrico, estrés por calor, ataques de hongos e insectos etc..

Aminoacidos: Los aminoácidos no son nutrientes propiamente dichos, más bien para lo que nos ocupa son las moléculas precursoras de las proteínas, en agricultura se utilizan los aminoácidos de tipo L ( aminoácidos de unión izquierda) los cuales funcionan formando cadenas de hidrógeno que permiten incrementar los procesos de nutrición .

Reguladores del crecimiento vegetal: Realmente son bioestimulantes basados en sustancias sacadas de otras plantas que sirven para regular el crecimiento de la planta como ocurre con las hormonas en los mamíferos, para hacernos una idea los reguladores del crecimiento vegetal en los abonos funcionan como funcionaria un esteroide en humanos.

Silicatos: Los silicatos ayudan a desarrollar un sistema radicular sano y abundante, ademas protege a la planta incrementando la división celular lo que endurece sus paredes celulares frente a ataques de insectos y hongos..

Oligoelementos: Los oligoelementos o micronutrientes se utilizan para corregir carencias de micronutrientes, pues los micronutrientes son básicos para un desarrollo adecuado de la planta, ya que puede bloquear la absorción de otros nutrientes.

Parece difícil combinar todos estos productos, pero al final se resume en seguir la gama de abonos de una marca, ya que suelen repartir todos estos elementos entre los diferentes abonos. Si combinas estos productos puedes mejorar bastante la cantidad y la calidad de tu cosecha, de todas maneras si te has quedado con alguna duda o quieres preguntarnos algo, siéntete libre de dejarnos un mensaje en nuestro blog o en las redes sociales de Facebook Twitter y Google+.

 

No se admiten más comentarios