Como germinar semillas de marihuana.

Compartir

Germinar tus semillas de marihuana es el primer paso para poder plantar y cosechar tu propia marihuana. El concepto de germinación se refiere a la primera fase de la vida de la planta, cuando tus semillas de marihuana empiezan a abrirse y la raíz va asomando poco a poco a través de la cáscara de la semilla para después nacer, deshaciéndose de la cascara, quedando dos hojitas llamadas cotiledones que dentro de poco comenzará a generar brotes de hojas dando comienzo a la fase de crecimiento.

Todo el mundo tiene una técnica de germinación preferida pero sin duda hay algunas técnicas que son más exitosas que otras, en este artículo te explicaremos como germinar semillas de marihuana apropiadamente para que tus plantas se transformen en plantas saludables con vigor y desarrollen un buen sistema de raíces.

El concepto de germinar una semilla es importante entenderlo, lo que realmente estás haciendo al germinar es sacar esa semilla de su estado durmiente. Normalmente las semillas de marihuana en la naturaleza permanecen en la tierra húmedas y mojadas desde el final de la temporada, pero no es hasta el comienzo de la temporada del año siguiente cuando nacen esas semillas. Esto se debe a que las condiciones climáticas son las idóneas para su nacimiento porque son las propias de su temporada, la primavera. Piensa que solo tienen un intento para nacer, si se equivocan y nacen en Invierno, morirían. Por eso es tan importante la temperatura en la germinación en las semillas de marihuana.

Normalmente las semillas de marihuana tardan en germinar de 2 a 3 días si todo va bien. Rara vez suelen llegar hasta los 4-5 días, en condiciones óptimas repito. Si no las tienen la cosa se puede alargar e incluso llegar a perder nuestras preciadas semillas. Ahora abajo veremos como conseguir esas condiciones óptimas para la germinación.

Para germinar semillas con éxito y sacarlas de su estado durmiente los cultivadores utilizamos calor normalmente, una humedad alta y un poco de oscuridad.

  • Humedad: Las semillas necesitan una humedad alta para germinar, bastará con mojar y escurrir bien el material donde vayamos a germinar. NUNCA hay que dejarlo empapado o encharcado, o correremos el riesgo de que se  nos pudran las semillas.
  • Temperatura: Las semillas de marihuana necesitan cierto calor para poder germinar (20~25ºC). Hasta que no notan esa temperatura no rompen a abrir, con lo que es muy importante dársela.
  • Oscuridad: Normalmente las semillas se encuentran bajo tierra y no necesitan luz hasta que la planta no saque los cotiledones (primer y único par de hojas redonditas). Si tuvieran luz, la humedad y temperatura nunca sería constante.

Sabiendo esto podrás germinar cualquier semilla de marihuana casi con total garantía de éxito. A partir de ahí existen diferentes técnicas para germinar semillas como ahora veremos mientras echamos un vistazo a los métodos de germinación más usados. Desde nuestras tiendas FlorProhibida siempre recomendamos el uso de germinadores, sobre todo a los que están empezando.

 

Germinadores para semillas y esquejes

Los germinadores han sido diseñados explícitamente para la germinación y sin duda son la mejor opción debido a su bajo coste, facilidad y seguridad que dan al germinar. Hoy en día cuando compras una semilla que ya vale unos cuantos euros, merece la pena asegurar el éxito de tu inversión comprando un germinador que apenas vale unos pocos céntimos. Los germinadores son una muy buena opción para germinar ya que son muy fiables y existen en diferentes formas tamaños y materiales. Ahora echaremos un vistazo a los germinadores más comunes para semillas de marihuana o cualquier otra planta.

1.1. Jiffysjiffys-turba-prensada-germinadores

Los jiffys se fabrican con musgo de turba recogidas de pantanos. Normalmente a la turba se le agrega 1/4 parte de fibra de coco, dando lugar a un sustrato más esponjoso y aireado, también existen jiffys que están totalmente hechos de fibra de coco, además de ser un producto biológico es una de las opciones más económicas para la germinación.

Usar los jiffys es bastante sencillo

  • Prepara un tapper con agua y sumerge los jiffys sobre el agua, mejor si el agua tiene un pH 5.5~6.5, y espera a que absorba la humedad y se hinche.
  • Una vez hinchados estrújalos bien para que salgan los excesos de agua. Recuerda que el germinador debe quedar húmedo, nunca empapado o encharcado.
  • A continuación haz un agujero de unos 2 cm e introduce la semilla en el agujero, tápala levemente con un poco de turba del germinador.
  • Ahora solo tendrás que colocar el jiffy de turba o coco en un invernadero o algún vasito de plástico tapado con film transparente por arriba para que no pierda la humedad (las bolsitas herméticas también se suelen usar mucho para esto).
  • Coloca los jiffys sobre alguna fuente moderada de calor para conseguir esos 20~25ºC. Un invernadero eléctrico pequeño es la solución perfecta, les da ese leve calor y no deja que se escape la humedad, evitando usar los vasitos y el plástico transparente. Además te permite germinar de una tacada más de 30 semillas cómodamente.

 

1.2. Germinadores húmedos

root-it-weno

Sin duda la mejor opción para germinar semillas y también para hacer esquejes. Estos germinadores no tienes ni que humedecerlos y al ser tan porosos permiten un mejor desarrollo de la raíz. Incluso hay algunos germinadores como los de la marca ROOTiT que incorporan micro-nutrientes y bacterias beneficiosas que ayudan a la germinación. Estos germinadores son biodegradables ya vienen con un pH regulado y la humedad justa y necesaria para germinar. Son sin duda la mejor opción para asegurar el éxito en la germinación de tus semillas de marihuana de una manera rápida y practica. Ya hablaremos más extensamente de estos excelentes germinadores y tacos para hacer esquejes en otro artículo.

Tan solo tendrás que introducir la semilla en el agujero, tapar la semilla con un trocito pequeño de la esponja del mismo germinador y listo.
Después solo tendrás que controlar dos cosas, como con cualquier otro germinador; Humedad y Temperatura.

  • Humedad: Tienen la justa y necesaria, no los mojes más. Solo tendrás que asegurarte de que no pierdan esa humedad metiéndolos en un invernadero, bolsita de autocierre o vaso de plástico. Nosotros los vendemos cada uno con su bolsita para mayor comodidad.
  • Temperatura: Proporcionales una fuente continua de calor suave. El invernadero eléctrico es lo ideal, pero si no lo tienes puedes usar un TDT, un viejo DVD o un router o incluso la parte de atrás del frigorífico para darles ese pequeño aporte de calor. Algo que esté enchufado todo el día, así la temperatura será constante.
    Si lo haces sin invernadero, mete los germinadores en un tapper y ciérralo, asi mantendrá mejor ese leve calor y será más constante. 

Cuando asomen las 2 hojitas (2-3 días normalmente) rompe la bolsa y trasplanta la planta con el germinador a la maceta.

 

1.3. Tacos de lana de roca

taco-lana-de-roca-unidad

Estos tacos se utilizan principalmente en sistemas hidropónicos ya que no ensucian los depósitos con tierra o turba. Las propiedades de la lana de roca permiten a este material absorber y retener mayor humedad, así que asegúrate de escurrirlos muy bien antes de introducir las semilla. Usa un agua con un pH 4.5 ya que lana de roca suele venir con un pH muy alcalino y moja el taco con esta solución hasta que quede sobre los 5.3~5.5 de pH.

  • Utiliza guantes y mascarilla pues es un material tóxico para humanos cuando está seco.
  • Empapar y escurrir bien el taco de lana de roca.
  • Los tacos de lana de roca suelen venir preparados con un agujero para esquejes y semillas. Introduce la semilla en el agujero y tápala con un trocito de lana de roca del mismo taco.
  • Finalmente, como con cualquier método de germinación, controlar que no pierda la humedad y esté en una temperatura entre los 20~25 ºC.

2. Sumergir las semillas en agua

cannabis-germinacion-agua

Esto realmente no es un método de germinación, ya que así nunca llega a abrir la semilla del todo y tenemos que acabar el proceso de germinación de otra manera antes de poder plantar la semilla. Se suele usar para hacer testeos rápidos como ver que semillas “son viables” y mueven un poquito a la hora de germinar en grandes lotes. Así lo que conseguimos es que la semilla que está bien se hinche y se abra mostrando la puntita de la raíz.

  • Sumerge tus semillas en un vaso con agua y mejor si a esa agua se le añaden unas gotitas de agua oxigenada para evitar cualquier bacteria.
  • Procura dejar el vaso de agua sobre un ambiente caliente, entorno a unos 20-25ºC.
  • Evita que entre la luz tapando el vaso con una cajita por ejemplo.
  • Con 24 horas de margen es tiempo más que de sobra para que hayan movido y abierto la punta.
  • Cuando hayan sacado la puntita tendrás que usar otro método de germinación hasta que termine de germinar y sacar las primeras hojas. Mucha gente lo que hace después de esto es ponerla en un germinador o directamente en la tierra.

3. Germinar semillas en tierra directamente.

5f03967477d783bb2f83d2b7ff46c1a8-dag5-watten-inpot-klein

Este método requiere de poca preparación y es sin duda uno de los métodos más simple de germinación pero también uno de los menos exitoso ya que las condiciones ambientales en exterior son menos controlables, recuerda: temperatura, humedad y oscuridad, y a ver como las controlas en exterior.
Germinarlas en tierra pero en interior es más sencillo, pues ahí si controlamos las condiciones ambientales. 

Para germinar con este método necesitarás una maceta y una tierra de calidad, la tierra debe de estar húmeda pero no inundada. Riega delicadamente la maceta y mejor si es con agua con un pH ajustado entre 5.5~6.5. Una buena medida a ojo de buen cubero para saber cuanta agua echar, es parar de regar cuando veas que el agua empieza a salir por debajo de la maceta.

  • Haz un agujero de 2cm de profundidad, mete la semilla y cúbrela con un poco de tierra. 
  • Tapa la maceta con algún material que no deje pasar el sol y evite que se pierda la humedad.
  • Mantén las semillas en una temperatura ambiente de 20~25ºC. Si es posible dentro de casa ya que así los cambios de temperatura no serán tan bruscos.

4. Germinar con servilletas o papel.

Germinar semillas en servilletas de papel

Este método es uno de los más conocidos métodos de germinación dada su sencillez y que todo el mundo tiene papel en casa. Pero sin embargo tiene una gran pega. Es muy difícil tener el papel mojado sin empaparlo, con lo que con poco o creamos un exceso de humedad o lo dejamos seco, ambas cosas bastante malas para la germinación de la semilla. También se suele usar algodón, aunque a mi me gustan más los discos desmaquillantes de las chicas. También son de algodón, pero más pulido, sin tanta fibra suelta donde pueda quedar enganchada la raíz. Además retienen mejor la humedad.

Para germinar tus semillas de marihuana con servilletas o papel primero prepara un tapper o algún recipiento hermético donde dejarlas para germinar después. Digamos que lo hacemos con servilletas para este ejemplo, aunque también se puede usar discos desmaquillantes, algodón o tiras de papel

  • Humedece 2-3 servilletas y ponlas en el fondo del tapper ya humedecidas como base.
  • Coloca las semillas sobre las servilletas. Si las colocas a conciencia, tendrás menos riesgos de que se entrelacen las raíces al salir.
  • Coge otras 2-3 servilletas y humedécelas. Ponlas encima de las otras servilletas tapando todas las semillas.
  • Cierra el tapper y ponlo en un sitio cálido (20~25ºC). Si no tienes invernadero eléctrico, pon el tapper encima de un TDT, DVD, router de internet, algo que este enchufado todo el tiempo y desprenda un poquito de calor.
  • Revísalo al día siguiente para ver como va de humedad y añade unas gotas de agua si fuera necesario. Cuidado si tienes el router debajo, no lo vayas a mojar. Por lo menos al mio, sé que no le gusta el agua..
  • Una vez que veas que la semilla se ha deshecho de la cáscara, cógela delicadamente y ponla en la maceta. A veces hay que ayudarle un poco a quitarse la cáscara y la piel que envuelve las dos hojitas. 

 

5. Kits de propagación.

Los kits de propagación son muy parecidos a lo que sería un pequeño invernadero, te permiten controlar la temperatura y la humedad  con sus ventanas, y son muy fáciles de usar. Estos kits de propapagación ya suelen llevar en ellos todo el instrumental que vas a necesitar para germinar tus semillas cosas como germinadores, bandejas, abonos, manta calentadora, etc…

 

En definitiva hay muchas maneras de germinar semillas de marihuana, pero busca siempre la mejor posible para tus semillas y asegúrate el éxito de la germinación y ahora mismo lo más fiable sin duda son los germinadores.  Al igual que si germinas varias veces semillas, te conviene comprar un invernadero / propagador para ayudarte germinando semillas o enraizando esquejes.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.