¿Cómo hacer hachís casero?

El hachís es uno de los subproductos de marihuana más antiguos que existen. Durante años se han perfeccionado las técnicas y sobre todo las variedades de marihuana usadas para este propósito para que sean más potentes y resinosas. También han cambiado los tipos de hachís en forma, textura y potencia.
Si quieres saber como hacer hachís casero y sus diferentes métodos échale un vistazo a este artículo, te lo explicaremos con detalle.

Los métodos para hacer hachís casero son varios y normalmente no se necesita de gran instrumental para poder hacerlo, bastará con algún tipo de extractor de resina y entender el proceso, el cual es muy sencillo: Mediante frío/congelación haremos que sea más fácil de separar las glándulas de resina de la materia vegetal.

En el mundo de las extracciónes de marihuana se pueden diferenciar 3 métodos bastante sencillos con los cuales extraer la resina de la marihuana para hacer concentrados de marihuana como Hash / hachís y BHO:

  1. Extracción de resina en seco.
  2. Extracción de resina con agua.
  3. Extracción de resina con solventes.

 

  • Extracción de hachís en seco

Hachís en seco

La extracción en seco es sin duda una de las técnicas más utilizadas en todo el mundo. Durante siglos el hachís de importación que llegaba a nuestros países había sido producido mediante esta técnica de cribado. Esta es sin duda la técnica más sencilla y rápida para hacer hachís casero.

Para realizar un extracción en seco, normalmente se utilizan mallas de un micraje superior a las 170 micras. Afortunadamente para nosotros, hoy en día existen todo tipo máquinas y aparatos de extracción en seco que nos permiten hacer hachís casero en tan solo unos pocos minutos de forma fácil y económica.

Shakers para hacer hachis casero

Esto son shakers, funcionan metiendo el material dentro y agitando. Son muy baratos y fáciles de usar, con ellos podrás obtener hachís casero en unos minutos realizando estos sencillos pasos:

  1. Coge tu grinder y espizca un poco la marihuana.
  2. Mete la marihuana en el bote e introdúcela en el congelador al menos 1 hora.
  3. Saca el bote con la marihuana y agita el bote con velocidad suave durante 1-2 minutos.
  4. Abre la tapa del shaker con cuidado de no tirar el hachís, pues en un lado se encuentra los restos de la marihuana y al otro lado el hachís.
    Yo siempre recomiendo apoyar el culo del bote en la mesa y abrirlo así para evitar percances.
  5. Saca el hachís del bote y vuelve a repetir la operación. Ten en cuenta que el hachís que sale después de las primeras pasadas va bajando de calidad, ya que empieza a caer cada vez más materia vegetal y menos resina.

Si tienes una cantidad grande de marihuana para hacer hachís, estos Shakers no te valdrán de mucho, pero existen en unas lavadoras para hacer hachís en seco que te permite tratar mucha más materia de una sola tirada.

Lavadoras para hacer hachís casero

Con esta máquina sería el mismo proceso a repetir que con los shakers, tan solo que aquí podrás introducir mucha más cantidad, estas máquinas no son muy caras y te permiten hacer grandes cantidades de hachís de forma rápida y automática.

También se puede realizar una extracción en seco utilizando mallas para la extracción del hachís al agua, aunque es mejor no utilizar este método pues corres el riesgo de dañar las mallas. El proceso sería el mismo, muy parecido a los extractores de resina Shakers, aunque aquí se utiliza hielo seco para congelar aún más la marihuana y que se rompan con más facilidad los tricomas de resina.

Para hacer una extracción en seco con una malla de extracción de hachís se utilizan bloques de hielo seco, una malla de extracción y unos guantes anti-frío por seguridad.

 

  • Extracción de hachís con agua

Extracción de hachís con agua

La extracción con agua junto con la extracción con hielo seco o CO2 es la manera más limpia de hacer hachís. Además con este método no es necesario secar la marihuana, se puede hacer también con la yerba recién cortada. A este tipo hachís en húmedo se le llama “Fresh Frozen”. El hachís al agua se puede realizar de 2 maneras; Con mallas de extracción o lavadoras automáticas. El proceso es más o menos el mismo, lo que varía es el tiempo y el esfuerzo.

Como hacer hachís al agua con una lavadora:

Lavadora para hachií al agua

La lavadora es la manera mas rápida y cómoda de hacer hachís extraído con agua sin apenas esfuerzo. Las lavadoras te permiten procesar grandes cantidades de marihuana de una única tirada en poco tiempo.
Para realizar esta extracción no necesitas que la marihuana este seca, pudiéndose realizar extracciones con la planta todavía húmeda en la que ganaremos notablemente en olores y sabores al no evaporarse los terpenos más volátiles de nuestros cogollos.

Lo único que necesitaremos para hacer hachís al agua es la lavadora, nuestra marihuana y un par de paquetes de hielo. Así es como se hace hachís casero con una lavadora de marihuana:

  1. Espizca la marihuana o despieza los cogollos en trocitos pequeños.
  2. Ahora mete la marihuana en el congelador al menos por 1 hora.
  3. Saca la marihuana del congelador e introdúcela en la malla. Para llenar la malla lo mejor es empezar poniendo un ligera capa de hielo al fondo de la malla, luego se pone otra capa de marihuana sobre otra capa de hielo y así sucesivamente. Así conseguiremos darle más frío a la marihuana y que este se conserve mejor.
  4. A continuación llena de agua la lavadora hasta el nivel que te indica la lavadora.
  5. Ahora ya puedes ajustar la velocidad y el tiempo en la lavadora, con unos 15  minutos ya podrás realizar una primera pasada. Puedes repetir el proceso cuantas veces quieras, pero cada vez que lo procesas la calidad y la cantidad bajan debido a que la materia orgánica se va haciendo cada vez más pequeña y colando por los agujeros de la malla.
  6. Una vez terminado el lavado tenemos que filtrar el agua con la resina, para ello utilizaremos un cubo para el agua y las mallas para recoger la resina (ordena adecuadamente las mallas y recuerda que los micrajes más altos van primero).
  7. Recoge con una tarjeta  o una cuchara la resina de las mallas y ponlas a secar en un sitio seco y fresco.

 

 

Como hacer hachís al agua con mallas de extracción

Mallas para hacer hachís al agua

 

  1. Espizca la marihuana o despieza los cogollos en trocitos pequeños.
  2. Ahora mete la marihuana en el congelador al menos por 1 hora.
  3. Prepara un cubo e introduce las mallas en su orden. Primero van las de micraje más alto y luego las de micraje más bajo.
  4. Saca la marihuana del congelador e introdúcela en la malla. Para llenar la malla lo mejor es empezar poniendo un ligera capa de hielo al fondo de la malla, luego se pone otra capa de marihuana sobre otra capa de hielo y así sucesivamente. Así conseguiremos darle más frío a la marihuana y que este se conserve mejor.
  5. A continuación llena de agua el cubo hasta unos 5 dedos del borde y agita durante unos 15 minutos con una varilla o un palo suavemente para que la resina se desprenda. No le des fuerte ya que trituraríamos la materia vegetal y se colaría por las mallas enturbiando la calidad de nuestro hachís.
  6. Una vez hemos terminado de remover retiramos la malla con los restos de marihuana, la primera,  y nos quedaran las mallas de recogida donde está el hachís.
  7. Finalmente recoge con una tarjeta  o una cuchara la resina de las mallas y ponlas a secar en un sitio seco y frió.
  8. Puede realizar varias pasadas repitiendo el proceso pero la calidad y la cantidad disminuyen.

 

 

Extracción de resina con solventes

Extracción de BHO

Estas extracciones de resina se llaman comunmente BHO (Butane Hash Oil), pero es otro tipo de extracción de hachís. De hecho muchos usuarios suelen usan estas extracciones combinadas con la de hachís al agua o en seco para mejorarlo y darle más sabor, olor y potencia al hachís casero.

Pásate por este otro artículo si quieres saber como hacer BHO donde te lo explicamos detalladamente. 
Y en este otro artículo te lo contamos todo sobre los diferentes tipos de BHO

¡Saludos y buenos humos!

No se admiten más comentarios