Corte, secado y curado de la marihuana. La Guía DEFINITIVA

¿Cuándo debes cortar tus plantas de Marihuana?

Todos esperamos con ansia y muchas ganas el momento del corte y adelantar la cosecha  lo antes posible y por ello muchas veces cometemos errores  y nos precipitamos al cortar o al forzar un secado,  afectando seriamente a la calidad de nuestra marihuana, otros se esperan demasiado porque creen que sus plantas no están listas todavía cuando realmente le están provocando la oxidación prematura de los tricomas.

El momento de corte o de maduración es muy importante para sacar la máxima calidad que la genética de tus semillas te puede ofrecer. La gente que cultivamos cannabis, lo hacemos con el único propósito de cosechar sus principios activos, olores y sabores, mucha gente desconoce que la gran mayoría de estos olores y sabores provienen de las glándulas de resina o tricomas, que son las que contienen los principios activos de la marihuana (cannabinoides) y sus olores (terpenos).

En este artículo vamos a hablar del momento perfecto para cosechar las plantas, para hacernos una idea brevemente la marihuana se debería de cortar  cuando las glándulas de resina (tricomas) comienzan a cambiar de color, los tricomas primero cambian su color pasando de traslúcido a blanco en un primer momento y luego cambian pasando de blanco a ámbar, el cual es un signo de la oxidación de la glándula.

 

En esta imagen podemos ver de cerca como es una glándula de resina y como esta estructurada.

La resina de la Marihuana

 

Cuando los tricomas cambian de translúcidas a blancas la planta aún está en proceso de maduración, no te precipites, el momento más apropiado es cuando notas que empiezan a cambiar los tricomas de blanco a ámbar, no dejes que se conviertan demasiadas glándulas en ámbar pues se degradara la glándula de resina o tricoma más fácilmente, lo que provocará que el THC y el THCV de las glándulas de resina se oxiden más fácilmente convirtiéndose en CBN (Cannabinol).

Si necesitas una cifra no dejes nunca que más del 25% de los tricomas tome tonalidades ámbar de esta manera nos aseguraremos de que haya la mayor cantidad de glándulas maduras y obtendremos más THC y THCV ya que las glándulas estarán lo más maduras posibles, pero sin llegar al punto de degradarse y oxidarse haciendo que las glándulas de THC y THCV se conviertan en CBN.

 

Cannabinoides-secado

 

Piensa que si cortamos cuando están cambiando las primeras glándulas de resina de blancas a ámbar es probable que tengas aún muchas glándulas traslúcidas, esto es muy normal y pasa constantemente en la naturaleza, pues de siempre los frutos de un mismo árbol siempre han madurado a diferentes ritmos y o bien los recoges según el fruto está maduro o los recoges todos de una misma tirada, asumiendo que va a haber frutos maduros y otros inmaduros.

Realmente puedes cortar las plantas antes o después de su fecha de maduración, pero los efectos y la calidad cambiará, si las cortas antes de tiempo, no estarán bien desarrolladas y los efectos serán más sativos pero de menor potencia debido a que el THC no se degradará y por lo tanto no se convertirá a CBN, al no tener CBN, el efecto que proporcionará será un ciego más eufórico pero mucho menos duradero y potente, debido a que la glándula no ha alcanzado el estado de madurez o desarrollo necesario para que los niveles de THC sean los apropiados.

Sin embargo si las cortas pasada su fecha de maduración, la planta tendrá un efecto más índico, debido a que las glándulas que contienen el THC se habrán oxidado transformándose el THC en CBN el cual produce un efecto relajante y antiinflamatorio que invita a dormir, además puede ocurrir que si esperas demasiado la planta produzca flores macho o incluso que revegete.

El corte de nuestras preciadas flores debería de hacerse cuando se observe el momento de maduración para obtener la mejor calidad posible y maximizar los efectos que vamos buscando.

Para poder identificar cuando los tricomas están listos se usa una lupa de al menos 30 aumentos (30x), con ella podrás apreciar cuando las glándulas de resina cambian de color, se trata de una herramienta muy barata que amortizarás con creces, ya que conseguirás aumentar la calidad y la potencia de las flores.

Si no tienes una lupa, un indicador muy popular de la maduración son los pistilos o pelos de los cogollos, normalmente hay mucha gente que considera la planta madura cuando más de un 80% de los pistilos o pelos del cogollo han cambiado de color, esto es una medida a ojo de que es muy utilizada, el problema es que cada variedad es diferente y las características del cultivo también, siendo bastante impreciso este método.

También puedes utilizar las indicaciones del fabricante de semillas para saber cuál es la fecha de corte, aunque cada planta se desarrolla diferente y por lo tanto su maduración también se diferenciará.

Una vez cortadas las plantas empezaremos el proceso de secado para expulsar la humedad y los resto de clorofila de nuestras flores.

El Secado de cogollos perfecto

El secado de las flores debe de ser un proceso lento en el que los cogollos van perdiendo humedad poco a poco, evitando así la evaporación a través del agua de muchos de los terpenos que contienen los aromas y sabores que tanto nos gustan de esta planta, por lo que supone una de las fases más importantes si quieres obtener un producto final de calidad.

Para ello es imprescindible tener un buen espacio para el secado que mantenga las características de humedad y temperatura correctas, así como una buena ventilación. Para conseguirlo podemos usar un secadero dentro de un armario que tenga un extractor con un controlador de humedad para asegurarnos que no baje la humedad.

Existen kits de secado como este que vemos en el que ya viene todo el equipamiento que vas a necesitar para el corte y secado de tu marihuana, desde lupas a filtros de carbón.

kit-armario-de-secado-cultibox-light-100x100x200

Tradicionalmente encontrarás la recomendación de mantener unas condiciones ambientales de secado con temperaturas entre  18 ºC – 24ºC  y una humedad del  50% durante 1 o 2 semanas.

Personalmente, prefiero secar mis flores en torno al 55 -65 % RH y temperaturas entre los 15ºC y los 18ºC, este secado es más lento, pero consigues conservar mejor los sabores y olores, ya que cuanto más baja la temperatura mejor conservará los terpenos y cuanto más suavemente expulse la clorofila mejor se conservarán los aromas y terpenos.

Otra opción sería dejar las hojas y ramas sin manicurar, esto hará que las flores mantengan mejor la humedad haciendo que el secado sea más lento, el problema que existe con este método es el moho y la botrytis, por lo que es normal hacer un pre-manicurado con unas tijeras de poda.

El momento perfecto para pasar tu marihuana a botes, es cuando notes que las ramas de los cogollos empiezan a crujir al doblarlas, a partir de ese momento deberías de pasar tu marihuana a botes y comenzar el curado.

¿Cómo debes hacer el Curado?

Tras el periodo de secado es hora de guardar tu marihuana en botes sellados, el curado requiere abrir los botes regularmente durante unos minutos para que el bote respire y que la humedad que ha podido evaporarse salga del bote y en su lugar entre aire fresco.

Otra opción para el curado y envasado es utilizar estos maravillosos sobres de Boveda 62, estos sobres de 8gr duran unos 2-3 meses(duración media del curado) y están pensados para curar 30gr de hierba, estos sobres conseguirán ajustar tus botes a la humedad perfecta, tanto añadiendo humedad como quitándosela y tan solo cuestan 2 euros, todo una ganga si pretendes curar o conservar hierba de calidad sin tener que estar abriendo constantemente los botes para comprobar su estado y renovar el aire del bote, estos magníficos sobres te permiten envasar directamente tus cogollos en bolsas de sellado una vez realizado el secado.

boveda-b62

El envasado es muy importante para evitar la oxidación prematura de las glándulas de resina e impedir que el THC se transforme en CBN, por ello deberás de guardar tus cogollos a oscuras y a una temperatura inferior a los 26ºC, preferiblemente con una humedad ambiental del 55-65% para que el curado sea lento.El periodo de curado dura unos 2 meses, aunque hay mucha gente como Dj Short que no se fuman un cogollo sin haberlo curado lentamente durante 3 años.

2 meses o 3 años, el propósito del curado es transformar la composición química de la glándula de resina provocando que el THC (tetrahidrocannabinol) se transforme en Δ-8-tetrahidrocannabinol, una forma más potente de THC, mucha gente desconoce que el curado hace que la potencia de los cogollos aumente considerablemente, consiguiendo efectos más psicoactivos.

De todas maneras, una vez ya curados los cogollos la mejor opción de almacenaje es envasar al vació, existen máquinas de envasado al vacío y bolsas preparadas muy baratas diseñadas para el envasado al vació de la marihuana. Así conseguiremos mantener el aire fuera de nuestros cogollos evitando que las glándulas de resina se oxiden, siendo este el mejor método para almacenar y conservar marihuana.

 

envasado-al-vacio

No se admiten más comentarios