¿Qué es la EC o electro conductividad en el agua?

Compartir
  • 6
    Shares
Seguro que si has cultivado alguna vez hayas oido hablar del EC del agua. EC es un acronimo que representa las palabras en ingles “electrical conductivity” o electro-conductividad en castellano. La electroconductividad es un concepto que nos ayuda a entender y a medir cual es el potencial de un material para conducir electricidad.

 

¿Qué es la EC, y cómo se mide la EC?

En el cultivo de la marihuana utilizamos medidores de EC para medir la electroconductividad del agua de riego para potenciar la absorción de nutrientes por parte de la planta. Normalmente el agua que obtenemos del grifo y que se encuentra en la naturaleza tiene muchas sales minerales disueltas y ademas contienen otros elementos como cloro. El problema es que muchos de esos elementos y minerales no son usados por la planta pero sin embargo aumentan la conductividad eléctrica del agua, disminuyendo la cantidad de abono que podemos echarles.

Normalmente los electrones cambian de un grupo de electrones a otro en por todo el agua, esto ocurre por una reacción entre las moléculas de agua y las sales disueltas en ella. Concretamente esto se debe al intercambio iónico que se produce entre el agua y las sales del agua. Un medidor de EC funciona midiendo el potencial de conductividad eléctrica que puede ser transportada por el agua y que se expresa en mili siemens (mS/cm) o partes por millón (PPM).eh-mc-310-medidor-de-ec-continuo-alarma-milwaukee

Los iones mueven a los electrones y por lo tanto limitan la cantidad de electrones que puede conducir el agua ya que dado un numero de iones disponibles, la capacidad para transportar electrones se ve reducida y ajustada. Por ello es importante que las sales de nuestra agua solo contengan sales que nuestra planta vayan a utilizar en vez de sales que la planta va a desechar. Cuantas más sales haya disueltas en el agua, menos cantidad de abono podemos echarle

Esto no quiere decir que debas llenar de fertilizantes tus riegos, la planta acepta un nivel máximo de EC o electro conductividad. Normalmente la EC en los riegos se va aumentando según va aumentando el tamaño de la planta llegando hasta valores máximos de 1.8 – 2.2 mS/cm.

Para conseguir los mejores resultados lo apropiado seria partir de agua pura y limpia (de osmosis), la cual por sí sola no es una gran conductora de la electricidad pero que si somos capaces de añadirles la cantidad de sales exactas (con un medidor de EC) que la planta puede absorber, conseguiremos unos resultados excelentes ya que estamos dándole solo las sales que va aprovechar que contienen los fertilizantes.

Deberás de medir la cantidad exacta de fertilizante según tu agua, lo mejor que puedes hacer es utilizar un filtro de osmosis para eliminar sales y otros elementos indeseados disueltos en el agua. De esta manera puedes añadir más cantidad de fertilizante el cual será mejor aprovechado al no contener residuos que limiten la cantidad y calidad de nutrientes, y por tanto maximizando la absorción de estos.

 

Medidores de EC:

El medidor de EC es un aparato muy sencillo en su funcionamiento y diseño. Tiene dos electrodos metálicos que se pasan una pequeña corriente eléctrica. Según la cantidad de sales disueltas en el agua, esa corriente durara más o menos en llegar de un polo a otro, y así es como calcula la EC del agua.

El medidor de EC es un aparato fundamental en cualquier cultivo interior de marihuana. Con el sabrás a ciencia cierta la cantidad de abono justo que debes echarle al agua y si estás en los valores óptimos de abono. Así también previenes de posibles excesos o sobrefertilizaciones ya que en todo momento el medidor de EC nos dice la cantidad real de abono que estamos echando a la mezcla.

Podrás encontrar medidores de EC portátiles, en forma de “boli”, medidores de EC continuos y con alarma, que te avisan si sube o baja la EC de los valores ajustados y también tienes controladores de EC que regulan la EC del depósito de riego automáticamente (aunque aún con un precio bastante elevado).
Aquí puedes ver todos nuestros medidores de EC disponibles

 

EC en tierra y EC en hidroponía

El tipo de cultivo es otro factor importante, si estas cultivando en un sistema hidropónico o aeropónico los valores de EC suelen ser ligeramente más altos. Por ejemplo para  variedades sativas sobre 1.8 mS y  sobre 2.2 mS en variedades indicas. Normalmente los programas de cultivo avanzados suelen llevar unas recomendaciones de EC para cada semana del cultivo

Para medir la EC en sistemas hidropónicos solo basta con meter tu medidor de EC en el depósito y esperar a que se estabilice la lectura donde te indicara en mS o PPM la electro conductividad de tu agua.

En tierra se vuelve más complejo pues como hemos dicho antes el sustrato no es inerte y tiene sus propios valores de EC que van cambiando en el tiempo. Además el propio sustrato hace de amortiguador del pH al ya llevar uno establecido. Esto quiere decir que si echas agua con ph 6 en un sustrato con ph 10, no te va a bajar a ph del sustrato a 7,5 inmediatamente, necesitarás varios riegos

Por suerte, todos los sustratos específicos para marihuana ya vienen con un Ph ajustado para estas plantas y solo basta con ajustar el pH del agua de riego.  Pásate por este artículo si quieres conocer los mejores sustratos para marihuana.

Para saber la EC del sustrato solo tienes que medir la EC del agua de tu riego y medir la EC del drenaje (el drenaje es el agua que suelta por abajo la maceta) 

EC sustrato = EC riego – EC drenaje

También hay aparatos como el Fertómetro que se usa para medir la EC del sustrato mediante una varilla que se inserta en el sustrato. Aunque sus mediciones se ajustan solo a 3 niveles de fertilización: Falta abonar, abonado óptimo y sobreabonado.

Fertometro para medir el abono en la tierra

Mantente atento y no dejes que se acumulen sales en el sustrato. Una buena técnica para evitarlo es hacer lavados de raíces periódicamente para ir arrastrando los excesos de abonos que se quedan en el fondo de la maceta. También se suele usar limpiadores de sales o enzimas que ayudan a descomponer los nutrientes no disponibles para la planta. Estos procesos mejorara notablemente la nutrición de la planta, que será capaz de conseguir mejores rendimientos en producción y calidad final.

 

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.