Marihuana sintética, la droga barata que te saldrá cara

Compartir
  • 28
    Shares

En los últimos años hemos podido ver como desde la crisis económica de 2007 el consumo de drogas se ha disparado. Pero sobre todo se ha disparado el consumo de nuevas drogas sintéticas más baratas que intentan emular los efectos de otras drogas de origen natural como la marihuana, creando químicos con una estructura molecular parecida con el objetivo de evadir la prohibición de drogas. Este es el caso de la marihuana sintética.

¿Qué es la marihuana sintética y porque es tan peligrosa?

La marihuana sintética no tiene nada de marihuana. Estos paquetes de marihuana sintética no son más que unas cuantas hojas de una planta cualquiera impregnada de una sustancia creada sintéticamente en un laboratorio y que tiene una estructura molecular parecida a la del THC, pero que no actúa como él.

El THC es un compuesto orgánico de la familia de los cannabinoides y ademas es el principal componente psicoactivo de la planta de marihuana. Los cannabinoides producen un efecto sobre nosotros actuando a través de nuestro cerebro. Nosotros tenemos nuestro propio sistema endocannabinoide y el cual controla muchos de los neuroreceptores presentes en nuestro cerebro responsables de muchas funciones neuronales.

Marihuana sintética

El THC es una droga ilegal internacionalmente y reconocida como tal por la convención única de 1961 de la ONU sobre estupefacientes. Al ser una droga ilegal no puede ser producida legalmente, sin embargo existen muchos empresarios sin escrúpulos que están aprovechando la legislación para diseñar drogas con un potencial altamente destructivo y además en un época de depresión económica a nivel mundial, un factor que sin duda aumenta los riesgos de que más gente caiga en una de las peores adicciones que existen.

Para realizar esto, estos laboratorios han encontrado un escollo legal que les permite vender su producto de manera legal. La legislación de la prohibición impuesta tanto a nivel internacional como a nivel nacional suele incluir una tipificación de la sustancia prohibida, en este caso el THC. Ahora bien, estos empresarios han utilizado la tipificación de las leyes contra las drogas a su favor.

Veréis, lo que hacen estas empresas es coger una sustancia prohibida legalmente como modelo, en este caso el THC. Entonces estos laboratorios, a partir de la estructura molecular del THC, diseñan una nueva estructura molecular ligeramente diferente a la del THC.

El tema es que al cambiar alguna parte de su estructura molecular hacemos que el efecto y las repercusiones no sean las mismas, por lo que clínicamente y legalmente no es la misma sustancia. Esto conlleva que al no ser una sustancia prohibida ni regulada se puede vender legítimamente, aunque sea altamente dañina, pues en los mismos paquetes los laboratorios indican que la marihuana sintética que contienen no es para consumo humano.

En muchos países volvieron a prohibirla, sin embargo volvieron a cometer el mismo error legal y regularon la nueva sustancia haciendo que los empresarios de la marihuana sintética volvieran a realizar cambios moleculares.

En otros países han sido más inteligentes y han realizado una prohibición más amplia y general que hace a la sustancia ilegal, pese a ello ya hay un mercado de consumidores establecido y parece que la marihuana sintética sigue llegando, pero de manera ilegal, pese a que ahora se arriesguen a penas de prisión y multas.

¿Qué peligro tiene la marihuana sintética?

Los peligros de la marihuana sintética son muy desconocidos, y es por ello que es fácil que la gente lo confunda con la marihuana de verdad e interprete que los efectos o peligros sean los mismos cuando son totalmente diferentes. Recordemos que en toda la historia de la planta de marihuana no ha habido ni una sola muerte directamente relacionada con ella, sin embargo en el caso de la marihuana sintética llevamos con ella desde 2008, y solo el año pasado en Nueva Zelanda se produjeron 45 muertes relacionadas con la marihuana sintética, mientras que en EE.UU la cifra ya superaba los 100 muertos. 

La realidad es que cada marca de marihuana sintética no se parecen apenas entre ellas, y cada marca y cada lote producido de marihuana sintética suele tener unos efectos diferentes, los cuales suelen ser catastróficos en la mayoría de los casos. Recuerda que estos paquetitos de marihuana sintética no son más que hojas de una planta cualquiera a las que impregnan los cannabinoides sintéticos. Sin embargo, no hay ningún control en la cantidad que se le aplica a cada paquete, ni ningún estándar médico, es más, en sus paquetes dicen que no son para consumo humano.

Lo peor de todo es que se siguen consumiendo este tipo de drogas con finales muy trágicos para ellos y sus familias, y no solo por ahí fuera. En España, aunque menos, también se consume marihuana sintética.

Este mes de Abril en EE.UU, Illinois se han producido 2 muertes relacionadas con la marihuana sintética y otras 54 personas han sido hospitalizadas debido a que se estaban desangrando por su consumo.

El verano pasado en Nueva Zelanda al menos 7 personas murieron tras haber consumido marihuana sintética en una epidemia que extiende sobre la población nativa de Nueva Zelanda.

Recientemente en Washington D.C, EE.UU 4 personas han muerto a causa de un lote más potente de lo habitual de marihuana sintética, además se han reportado muchos casos de paradas cardiacas  y derrames cerebrales, lo que la hace una de las drogas más peligrosas que puedes consumir.

Es cierto que esto es un highlight de algunos de los sucesos más trágicos. Pero os animamos a ver este documental que hicieron la gente de Vice, es impresionante y nos ayudará a comprender el enorme daño que hace la marihuana sintética, su epidemiología y los efectos reales de esta droga. Dedicadle 2 minutos y acabareis viéndolo entero. No os preocupéis porque está en inglés, podéis activar los subtítulos en tu lengua preferida.

 

Ya existe la marihuana legal y natural, eso si, sin THC. Ya se pueden comprar cogollos de CBD, que aunque no tienen THC son muy ricos en otros cannabinoides que si son legales, ya que llevan menos de un 0,2% de THC y se les considera cáñamo. Esta es una manera legal y SEGURA de consumir marihuana de verdad sin adulterar. Además estos cogollos son excelentes para quitarte el ciego de encima o incluso el síndrome de abstinencia dada su alta carga de CBD y su buen sabor. No ponen ciego, pero relajan que da gusto.

¿Los cannabinoides sintéticos son buenos o malos?

Los cannabinoides sintéticos se han comercializado en medicamentos durante años sin problemas, sin embargo muchos estos cannabinoides sintéticos respetaban la estructura molecular de los cannabinoides en la planta de marihuana, o bien sus efectos corto medio y largo plazo habían sido adecuadamente controlados e implementados.

A día de hoy podemos encontrar medicamentos hechos a base de cannabinoides sintéticos como el dronabinol y la nabilona. Los cannabinoides sintéticos no son malos por el hecho de ser sintéticos y no podemos dejar que esta mala publicidad afecte al diseño de nuevos medicamentos en forma de cannabinoides sintéticos. Recordemos el daño que hizo la política evangelista de Bush a la investigación de células madre debido a la mala publicidad acerca del tema y sin observar los datos científicos retrasando el campo científico casi durante más de 8 años

Los seres humanos tenemos nuestro propio sistema cannabinoide y estos cannabinoides sintéticos bien diseñados y controlados podrían suponer un avance tecnológico importante para la neurología y la medicina.

En esta noticia podemos ver como se están utilizando cannabinoides sintéticos para tratar la demencia, y ya existen medicamentos a base de estos, diseñados para reducir el dolor espasmódico, como la nabilona, o para tratar los efectos de la quimioterapia y la anorexia como el dronabinol, por lo que podemos ver que no son todos negativos y que los cannabinoides sintéticos tienen un potencial médico muy grande todavía por explorar.

 

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.