La mayor donación de la historia de la marihuana medicinal.

Compartir
  • 7
    Shares

La Universidad estatal de San Diego, California, acaba de recibir la donación universitaria más grande de toda la historia de la marihuana medicinal, y la ha recibido específicamente para estudiar el autismo y el papel que puede jugar el CBD en el tratamiento de este trastorno neuronal del desarrollo.

El CBD es un compuesto no psicoactivo que se encuentra en el cannabis y el cáñamo, el CBD se ha probado efectivo en muchos trastornos neuronales debido a su naturaleza antipsicótica y ansiolítica, siendo uno de los compuestos de la marihuana con más seguridad y potencial medicinal.

 Ray and Tye Noorda Foundation

Fundación Ray and Tye Noorda.

Este 25 de abril de 2018, la Fundación Ray and Tye Noorda y la fundación para la educación y la investigación Wholistic anunciaron una colaboración para donar 4,7 millones de dólares al Centro para la investigación medica del cannabis.

 

Esta donación será utilizada para financiar la investigación de cómo el cannabis puede ayudar a tratar los trastornos autistas y poder ayudar a transformar las vidas de muchas personas que sufren de este trastorno neuronal.

El Centro para la investigación médica del cannabis de la universidad estatal de San Diego ya ha anunciado que los fondos irán dirigidos a varios estudios enfocados desde diferentes disciplinas médicas que van desde enfoques clínicos y genéticos, hasta enfoques matemáticos.

El autismo sigue siendo una enfermedad sobre la que no hay demasiada investigación, y los resultados que ofrecen algunos fármacos tradicionales son sinceramente decepcionantes.

Sin embargo, recientemente han sido varios los estudios que indican o apuntan a que el CBD, un compuesto no psicoactivo de la marihuana podría mostrarse efectivo en tratar alguna causalidad del autismo, como indican algunos estudios.

Efectos del CBD en modelos animales predicen una actividad antipsicótica (Una comparación del CBD con otros antipsicoticóticos antagonizadores de la dopamina).

CBD, un constituyente del cannabis Sativa, como fármaco antipsicótico (Observación de estudios pre-clínicos para observar los efectos antipsicóticos y ansiolíticos del CBD en pacientes con esquizofrenia).

Efectos antidepresivos y ansiolíticos del CBD: Un compuesto químico del Cannabis Sativa (Una revisión de trabajos científicos acerca del CBD como ansiolítico y antidepresivo en modelos animales y su potencial psiquiátrico).

De acuerdo con el Centro para la investigación médica del cannabis de la universidad de San Diego, creen que hay algunas pruebas de que los bajos niveles de serotonina y los desequilibrios entre diferentes neurotransmisores juegan un papel importante en la causalidad de los trastornos autistas.

El CBD ha mostrado un alto potencial en contrarrestar esos desequilibrios neuronales, ayudando a mejorar el control de ciertos aspectos del sistema nervioso central que pueden ayudar significativamente a aquellas personas que sufren de autismo.

El problema es que no hay los suficientes estudios para que estas indicaciones se conviertan en un consenso científico, y eso solo se consigue cuando existen varias publicaciones académicas que indican el mismo resultado.

Esto se debe a la falta de recursos financieros por parte de los investigadores, ya que no hay dinero si no hay incentivos, pero el problema con la marihuana es aún mayor, ya que, ni la empresa privada, ni el estado están dispuestos a financiar investigaciones controvertidas.

En el sector público se necesita un apoyo firme de la gente a favor de estas medidas, pero con una pirámide de poblacián invertida eso no va ocurrir, sin embargo, en el sector privado son más aventureros, pero las grandes riquezas no invierten en investigaciones que no puedan rentabilizar en un futuro y en el caso de la marihuana hay tantos aspectos legales, que limitarían un potencial uso que ningún inversor en su sano juicio promovería tales investigaciones.

Por ello este regalo permitirá a los investigadores del Centro para la investigación médica del cannabis desarrollar e implementar programas de investigación clínica y observación del comportamiento neuronal que mostrarán claramente si el CBD sería un fármaco útil para el tratamiento del autismo.

Marcar el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.