Las mejores aguas de riego para marihuana

Compartir
  • 5
    Shares

El agua es uno de los elementos más importantes en el cultivo de marihuana y casi de cualquier planta. El agua tiene muchas características que pueden afectar a nuestro cultivo de diferentes maneras y son muchas las dudas que recibimos preguntando por que agua usar para el riego o cuál es la mejor agua para regar que pueden utilizar para nuestras amadas plantas de marihuana.

Al hablar de agua de riego tenemos que tener muy en cuenta el pH y la EC. Ya hemos hablado en otros artículos sobre que son estos parámetros y por qué son tan importantes en el cultivo de marihuana, aquí podéis revisarlos si aún tienes dudas.


El agua contiene muchas sales disueltas que la planta no aprovecha, e incluso algunas que pueden mermar la producción y la calidad del producto final. Por eso lo ideal es partir de un agua blanda con una EC baja de 0,2-0,4 mS/cm² y un pH entre 6 y 6,5, así nos aseguramos que el agua no esta saturada de sales siendo mayor la proporción de abono o comida que les echamos sin crear un exceso. Y al mismo tiempo ajustando el pH nos aseguramos que toda esa comida va a ser asimilable por las raíces.

Pero, ¿como conseguimos esos niveles de pH y EC?

El pH del agua lo podemos regular fácilmente como ya hemos visto, con lo que no es tan importante para elegir un agua de riego. Pero el nivel de EC sí, ya que no se puede bajar, la única manera de bajarlo es mezclar agua con una EC más baja para que baje un poco la EC de la mezcla. Caso que solo nos valdrá si nos hemos pasado con la mezcla de abonos o si queremos subir un poco la EC de un agua destilada o de ósmosis.
Dependiendo de donde obtengamos el agua de riego, esta tendrá unos valores de pH y EC distintos.

¿Que tipos de agua aptos para el riego hay?

    • Agua del grifo: Los valores de pH y EC varían mucho según la localización e incluso la instalación y estado de las tuberías. El agua del grifo común suele llevar muchas sales disueltas y duras, lo que llamamos cal, que saturan el agua y junto con los abonos pueden crear bloqueo de nutrientes.
      Aún así suelen son unos valores aceptables para el riego, pero hay aguas de riego para el cultivo de marihuana y de cualquier planta mucho mejores que la del grifo y que nos ofrecerán un mucho mejor rendimiento. El pH suele ser alto 7-9 y la EC también es alta, entre 0’6 y 1,2 mS/cm2
    • Agua de ósmosis o destilada: El agua de ósmosis es la mejor agua que hay para el cultivo, ya que este agua es lo más parecido al agua pura que podemos obtener. El agua de ósmosis o destilada se consigue a través los filtros de ósmosis. Estos aparatos utilizan cartuchos con diferentes filtros para separar del agua las sales, cal y otros elementos tóxicos y no deseables. Dependiendo del filtro de ósmosis, el filtrado dejará pasar más o menos cantidad de sales, siendo lo normal de 0,0 a 0,4 mS/cm². Las plantas tanto como nosotros también aprovechamos partes de esas sales y minerales, pero en una pequeña proporción. Por eso se suele mezclar un 40-50% del agua con EC 0,0 con agua del grifo, para conseguir una EC entre 0’3 – 0’4 y aportar esos minerales que si son necesarios.
      También se pueden suplir estas carencias con los abonos de Calcio y Magnesio hechos para aportar esos minerales al agua destilada o de ósmosis.
    • Agua Mineral: Esta agua para el riego de plantas de marihuana también es muy buena. Suelen tener una mineralización débil (Ec entre 0,3 – 0,5), está esterilizada y suele tener un ph entre 6 y 6,5. Además el contenido en metales pesados suele ser muy bajo, ¡minipunto para el agua mineral!
      Sin embargo, se hace una opción algo cara para mantener un cultivo, pero una buena opción para sacarte de un apuro si se te estropea la osmosis o el ozonizador. El pH del agua mineral suele estar entre el 6 y 6,5 y la EC varía con la marca pero suele estar en 0,5 mS.
    • Agua de lluvia: Recoger el agua de lluvia es una muy buena técnica para obtener agua de calidad con un contenido mínimo de sales, sin embargo, almacenar el agua en buenas condiciones será lo que más nos cueste, ya que requiere de sistemas de reflujo o aireación o la utilización de un ozonizador para purificar el agua y eliminar posibles bacterias. El pH del agua de lluvía suele estar entre 5 y 5,5, algo ácido, y dependiendo de varios factores aún puede ser más ácido. Habrá que medirlo y controlarlo bien, ya que el agua con un pH bajo o ácido puede dañar las raíces. La EC del agua de lluvia es 0’0.
    • Agua del aire acondicionado: Los aires acondicionados y aparatos descalcificadores son conocidos por enfriar y quitar la humedad del ambiente rápidamente. Los aires acondicionados funcionan mezclando el aire del ambiente con un gas refrigerante, como resultado del intercambio de temperatura el aire se separa del agua y esta agua va a parar a un desagüe. El agua de aire acondicionado nos va dar agua sin sales disueltas en ella (0’0 EC), sin embargo, podemos encontrarnos con restos tóxicos de cobre y aluminio que hayan podido ser arrastrados por las tuberías.
    • Agua purificada: El agua contiene muchos agentes tóxicos y restos orgánicos que pueden echar a perder el agua, y ahí es donde entran en juego los purificadores de agua. Mucha gente utiliza diferentes clases de purificadores para limpiar el agua de bacterias, restos orgánicos y metales pesados.
      Los métodos para purificar el agua más usados son: La osmosis inversa, filtros de carbón y luz ultravioleta. El pH y la EC variarán dependiendo del método usado y modelo del purificador.

Entonces, ¿cual es la mejor agua para regar?

Como regar tus plantas marihuana

Cualquiera de las opciones que hemos comentado es muy buena para regar nuestras plantas de marihuana así como cualquier tipo de planta, con excepción del agua del grifo que es solo “buena”.  Aún así la mejor agua que podemos usar para regar nuestros cultivos de marihuana es la ósmosis.
Os explicamos porque:

  • El precio es barato, solo hay que hacer la inversión en el filtro de ósmosis. Para pequeños/medios cultivos con las tarifas planas de agua que tenemos en casa nos suele bastar y aún usándolos no suponen un gasto extra en la factura.
  • Puedes conseguir abastecerte de muchos litros de agua sin tener que salir de casa.
  • El suministro de agua es constante, no tienes que ir a comprarla o buscarla.
  • Al mezclarla con agua del grifo para subirle un poco el EC, duplicas la cantidad de agua buena que tienes para regar.
  • Nos aseguramos de partir de agua limpia y sin bacterias.

Y más adelante os hablaremos sobre los filtros de ósmosis inversa para que sepais como funcionan y las diferentes características que tienen cada uno por si estáis pensando en utilizar uno.
¡Seguid atentes a próximos artículos!

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.