Métodos para añadir CO2 a tu cultivo de marihuana

Como venimos diciendo en nuestro blog, el CO2 es un elemento imprescindible para realizar las actividades vitales de nuestras plantas de marihuana. El problema es que para muchos tipos de plantas como el cannabis los niveles de CO2 que hay en la atmósfera son muy bajos para lo que la planta realmente puede absorber. Esto afecta limitando la fotosíntesis (aprovechamiento de la luz, agua y nutrientes) y por lo tanto limita el crecimiento y producción de nuestras queridas plantas.

Pero no os preocupéis, esto puede ser resuelto fácilmente añadiendo CO2 y subiendo sus niveles en el cultivo.
Añadir CO2 en los cultivos es de los métodos más efectivos para aumentar la cosecha en un cultivo interior.

Ya hemos visto la importancia del CO2 en el cultivo de marihuana en este artículo de nuestro Blog. Pero, ¿como meto CO2 en mi cultivo?
Ahora queremos enseñaros varios métodos para añadir CO2 a tu cultivo interior de marihuana de manera fácil y segura.

 

  • Añadir CO2: Quemando hidrocarburos

Quemadores CO2

Este método es el más usado para enriquecer los niveles de CO2 por los cultivadores comerciales y en grandes invernaderos. Los combustibles más utilizados son el butano, el propano, el gas natural y el alcohol.

Para realizar esta técnica lo mejor es utilizar un quemador de propano ya que es lo más barato y efectivo en grandes áreas. Estos aparatos suelen ir conectados a algún tipo de controlador de CO2 para que encienda y apague los quemadores, ya que son capaces de generar rápidamente grandes cantidades de CO2 siendo muy difícil calcular la emisión exacta de este gas, por lo que se vuelve imprescindible el uso de controladores de CO2 para abrir/cerrar el suministro de CO2.

La pega que tiene la quema de hidrocarburos es que genera mucho calor y humedad, lo cual no suele necesario cuando están las luces enchufadas que es cuando se necesitan enriquecer los niveles de CO2 en el cultivo.
Por ello un quemador de propano no es una buena opción para pequeños cultivos de menos de 4 luces, pero si para grandes superficies.

Para hacernos una idea, la quema de 1 kg de combustible de gas, produce alrededor de 3 KG de CO2, alrededor de 1,5 litros de vapor de agua y 22.000 BTU (British thermal unit) de calor que son unas 6000 frigorías.
Estas cifras varían dependiendo del combustible empleado

Estos combustibles para que se conviertan en CO2 (dióxido de carbono) deben de producir una llama azul , blanca o incolora, si la llama fuera de color rojo, amarillo o naranja estará emitiendo monóxido de carbono (CO) el cual es muy tóxico para plantas y humanos incluso en pequeñas cantidades, al igual que pasa con combustibles que contienen sulfuros.

En estos sistemas la producción de CO2 suele estar controlada por sofisticados controladores y medidores de CO2 que controlan los niveles por toda la sala.

 

  • Añadir CO2: Botellas de CO2 Comprimido.

Controlador co2 para bombonas

Este método es el segundo método más utilizado para enriquecer los niveles de CO2, ya que permite enriquecer con precisión espacios pequeños de cultivo con un coste y riesgo muy bajo. El CO2 viene comprimido en contenedores de metal cilíndricos que van desde los 2 a los 20 kg.

Para enriquecer los niveles de CO2 en el cultivo con botellas de CO2 comprimido se necesita:

-Un tanque de CO2 o un extintor de CO2

– Regulador de presión  con válvula solenoide

Controlador de CO2 o temporizador de intervalos de 15 min.

Para realizar este método si no dispones de un controlador de CO2, habrás de calcular la cantidad de gas que tienes que emitir en un intervalo de tiempo para alcanzar los niveles de CO2 deseados entre 1000 y 1500 ppm.

Para enriquecer el CO2 en el cultivo con esta técnica es necesario que la válvula solenoide cuente con un regulador de presión, el cual es necesario para cambiar la presión del gas a cantidades más manejables. Con este medidor de flujo del regulador se establece un caudal continuo de CO2, el cual se encenderá y comenzara emitir soltar gas conforme programes el temporizador con la válvula solenoide.

Para calcular la cantidad de CO2 necesitas saber el espacio de tu cultivo en pies cúbicos (cubic feet). Nuestros amigos de Hydrofarm tienen disponible un calculador de CO2 es esta pagina web, no sin antes tener que convertir los centímetros en pies (ft.)

Ejemplo: Armario de 120 x 120 x 200 cm.
1 ft (pie) =  30,48cms
El armario, redondeando un poco, mediría en ft. (pies) =  4 x 4 x 6.5 pies
Lo que multiplicando las medidas nos daría una superficie de 4 x 4 x 6.5 = 104 pies cúbicos.

Cálculo de CO2 en un armario de cultivo

Este es el resultado que nos ofrecen desde la calculadora de HydroFarm, muy parecido a los cálculos que anteriormente hemos hecho. Puedes elegir el nivel de CO2 que quieres tener, ellos por defecto ponen 1500ppm. Y ahora vamos a ver que es lo que nos dicen los resultados:

Que el espacio de cultivo es de unos 96 pies cúbicos
Que necesitaremos inyectar 0.1 pies cúbicos de CO2 en la sala
Y lo más importante, que encendiendo el generador de CO2 solo 15 minutos cada hora a un caudal de 0.2 pies cúbicos conseguiremos llegar y mantener esas 1500 ppm.
Aunque la primera vez que se encienden los focos debe ser al reves, 45minutos encendido y 15 apagado para subir rápidamente el nivel de CO2 después de la noche. Después con solo 15 minutos cada hora mantendrá esos niveles.

Hay que recordar que el CO2 es consumido por las plantas rápidamente y que tras unos 180 minutos los niveles de CO2 vuelven a la normalidad y cuanto más desarrollada este la planta más CO2 absorberá y por lo tanto habrá que volver a llenar el cultivo de CO2.

Además también has de prever los escapes de aire, pues si la sala de cultivo no está apropiadamente sellada se nos escapara algo de CO2 y por lo tanto las concentraciones bajarán.

 

  • Añadir CO2: Con la descomposición de materia orgánica.

CO2 Boost Generator Co2 The Green Pad

Cuando la materia orgánica empieza a descomponerse debido a la acción bacteriana, esta empieza a emitir CO2. Este  método puede ayudar a subir los niveles de CO2 en el cultivo de 400 a 1000 ppm  pero produce un olor muy fuerte a alcantarilla y además es muy poco higiénico.

Sin duda lo más destacable de estos métodos es que no te permite controlar la cantidad de CO2 que soltamos en el cultivo. A favor está que la concentración de CO2 nunca llega a ser demasiado alta para nuestras plantas y la seguridad que ofrecen ante otros métodos.

En la actualidad han proliferando las botellas y bolsas de CO2 preparadas como el green pad que vienen preparados para pequeños cultivos. Y sobre todo sistemas como el CO2 Boost que resultan mucho mejores ya que se pueden programar eléctricamente y cubren un espacio más amplio de cultivo.

 

  • Añadir CO2: Con hielo seco

Añadir co2 con hielo seco

El hielo seco funciona bien en pequeños cultivos que necesitan algo de refrigeración, el problema al igual que pasa con la fermentación y la descomposición es que no tienes una manera fiable de controlar la cantidad de CO2 que hay en el cultivo. Eso sin contar lo aparatoso que es ir añadiendo poco a poco hielo seco conforme las plantas fueran absorbiéndolo (más o menos cada 2 o 3h)

Para usar este método necesitarías un medidor de co2 al menos para saber qué cantidad de hielo seco has de añadir para mantener el nivel deseado. 

 

  • Añadir CO2: Fermentación

Este método es utilizado en pequeños cultivos pero se ha de decir que no con mucho éxito, ya que ni controla la cantidad de co2 ni se puede programar su uso. Si tienes un espacio muy grande generar co2 con este método te va a salir muy caro, ya que los materiales que se utilizan son caros.

En este método el CO2 es generado durante el proceso de fermentación, en el cual los azucares son convertidos a alcohol etílico y CO2 debido a la acción de la levadura.

Para enriquecer con este método de manera casera necesitaras tan solo agua, azúcar, levadura y una botella de plástico con tapón o un cubo con  tapa.

 

Si todavía no lo tienes claro o quieres informarte más, pregúntanos, tienes al equipo de profesionales de FlorProhibida  Grow Shop a tu disposición.

No se admiten más comentarios