Balastros y Luminarias para el cultivo de interior

Si estas apunto de montar un espacio de cultivo de marihuana en interior, es sumamente importante tener en cuenta cuestiones relacionadas a la iluminación,  es por eso que desde Flor prohibida realizamos el siguiente artículo para que puedas resolver todas tus dudas sobre: balastros, luminarias, diferencias y recomendaciones.

¿Qué es un balastro?

Los balastos son una parte esencial del cultivo de marihuana en interiores; este dispositivo regula la corriente, la mantiene estable y limita la intensidad eléctrica de las bombillas utilizadas en el espacio destinado a plantaciones de interiores. En el mercado podemos encontrar diferentes marcas de balastos, pero solo hay tres tipos principales de balastos para el cultivo de marihuana.

Tipos de balastros:

Los balastos magnéticos son compactos y tienen un arrancador y un condensador integrados. Arrancan y alimentan bombillas de alta descarga como las de sodio de alta presión (HPS) o de halogenuros metálicos (MH). Son las bombillas más utilizadas para el cultivo de marihuana. 

Dentro de la los balastros magnéticos nos encontramos con 2 tipos:

  1. Cerrados
  2. Abiertos

También incorporan un chip de protección contra el calor, por lo que se apagan automáticamente en caso de sobrecalentamiento.

Estos balastros utilizan circuitos y componentes más sofisticados, pueden controlar la corriente que pasa a través de luces fluorescentes con mayor precisión. En comparación con los balastos magnéticos son más pequeños, más livianos, más eficientes y, al suministrar energía a una frecuencia mucho más alta, es menos probable que causen parpadeos o zumbidos.

Los balastos electrónicos cambian la frecuencia de la corriente eléctrica sin cambiar el voltaje. Mientras que los balastos magnéticos en las bombillas fluorescentes funcionan a una frecuencia de 60 hercios, los balastos electrónicos aumentan en gran medida esa frecuencia a 20.000 hercios.

Los balastros para lámparas CMH hacen que obtengas menores pérdidas eléctricas y un mayor rendimiento lumínico que el sodio. Además, tienen la función de desconexión automática de las lámparas defectuosas y una desconexión temporal contra sobre tensiones de la red eléctrica proporcionando así una protección a la lámpara LEC.

A la hora de hablar de balastros electrónicos, podemos hablar de la compatibilidad con bombillas LEC.

Con las bombillas LEC se obtienen mayores rendimientos y mejor calidad que con lámpara HPS. Las bombillas LEC brindan una luz con rayos IR y UV como la del sol, lo que contribuye a mayor producción de tricomas y menor pérdida de terpenos por calor.

¿Qué es una luminaria?

Cuando hablamos de luminaria nos referimos al aparato que aloja una o varias bombillas y equipos auxiliares como el balastro y el reflector. Son utilizadas para reflejar y dirigir la luz, además de proteger a las bombillas. 

Tipos de iluminación para interior

BOMBILLAS HPS

Las luces de cultivo de sodio de alta presión se utilizan a menudo durante la etapa de floración porque son muy eficientes y su luz amarilla estimula la producción de cogollos y durante todo el cultivo.

Usando las luces de cultivo HPS en la etapa de floración se obtienen  mejores rendimientos por vatio de electricidad que cualquier otro tipo de luz de cultivo disponible en la actualidad.

Esta luz parece amarilla y es ideal para las plantas con flores porque el espectro de luz estimula la producción de cogollos.

BOMBILLAS HM

Las bombillas HM, son las mejores en la etapa de germinación y crecimiento, estas se encuentran dentro de la línea de bombillas de alta presión. 

Las potencias más usadas de estas bombillas son de 600 W y 1000W.

High Power LED

Una de las ventajas de estas luces led es que puedes configurar tu propio espectro, con la desventaja de que su sistemas de refrigeración y ópticas son bastantes caras. Por lo que te saldría muy caro obtener una gran densidad de flujo de fotones con leds.

Bombillas CMH/LEC (Halogenuro Metálico Cerámico)

Las bombillas CMH/LEC utilizan cerámica en lugar del cuarzo utilizado para las bombillas MH tradicionales. Estas bombillas son altamente eficientes en cultivos de interior y su rendimiento es mejor en calidad que las lámpara HPS.

Las bombillas CMH/LEC conservan la estabilidad del color mejor que la mayoría de las demás. Al igual que otras bombillas de descarga con alta intensidad lumínica y de alto rendimiento, estas bombillas requieren un valor nominal adaptado al balasto magnético o reactancia electrónica para funcionar perfectamente sin ningún problema.

Además, obtendrás un espectro de luz más equilibrado, similar a la luz solar, que ayuda a que tus plantas crezcan y se desarrollen como lo harían al aire libre. Además, cuando se trata de personas y entorno de trabajo, las bombillas CMH/LEC tienen un índice de reproducción cromática (CRI) más alto, lo que hace que el entorno de trabajo sea más agradable, además de poder evaluar la salud de la planta más fácilmente en condiciones de iluminación de una sola fuente.

Una de las mayores ventajas al usar una bombilla CMH/LEC es la menor potencia: solo es de 315 vatios, en comparación con una bombilla de halogenuros metálicos que a menudo es de 600-1000 vatios. Tener un voltaje más bajo significa que puede acercarse al dosel del cultivo sin quemarse y tendrá una mayor eficiencia energética.

BOMBILLAS DE-HPS

La bombilla se encaja en un conector con dos terminaciones. Si hablamos de densidad de flujo de fotones, el DE-HPS es el rey por excelencia. Las luces HPS “despiertan” a las plantas y las ponen a trabajar. 

Mientras que el espectro azul de las luces de MH estimula la fotosíntesis, las luces del espectro rojo de HPS estimulan a las plantas a estirarse hacia arriba y promover el crecimiento de los cogollos.

​​Las HPS son ideales en sus etapas de floración, ya que obtendrás rendimientos más eficientes en proporción a la electricidad utilizada de cualquier luz de cultivo en el mercado. Son de un 10 a un 15% más eficientes que las luces MH.

LUMINARIAS PARA TODO TIPO DE BOMBILLAS

Si lo que buscas es un “todoterreno” te presentamos la nueva generación de luminarias, equipos profesionales muy bien elaboradores que ofrecen actualmente las mejores prestaciones en cuanto a eficacia, potencia y versatilidad.

Como la Halo Double Ended, una luminaria en la que podrás conectar bombillas DE-HPS (Double Ended High Pressure Sodium), DE-LEC de 630W (Double Ended Light Emitting Ceramic) y DE-MH (Double Ended Metal Halide). También podrás encontrar luminarias como la Nobel que, gracias a su balastro regulable, podrás usar con el mismo equipo bombillas de sodio (HPS) y Halogenuros metálicos cerámicos (LEC).

Diferencias entre balastros y luminarias

Si tenemos que establecer una diferencia entres los balastros y las luminarias, tendríamos que hablar de la evolución que ha sufrido la iluminación de interior a lo largo de estos últimos años. 

Si lo comparamos con las etapas de la historia, la prehistoria equivaldría con el balastro magnético. Un tipo de balastro que presenta un arranque de casi 8 amperios, un arranque electrónico pero cuya transformación no es electrónica, por lo que perderán eficiencia a la hora de transformar consumiendo los mismos vatios que el electromagnético. 

Con la caída de Constantinopla llegó la Edad Media, al igual que con el arranque electrónico y la transformación electrónica llegó el balastro digital. Una versión mejorada con un menor consumo y menor haz de luz. El balastro digital, a diferencia del magnético, puede tener un arranque de unos 4.5 amperios y mantenerse estable en 3.5 amperios, lo que te supondrá un ahorro en la factura de la luz a final de mes. 

Por último, la edad contemporánea equivaldría a la era de la luminaria, un producto sencillo que unifica el balastro, reflector y bombilla en un solo elemento. Sin duda, una opción mucho más eficiente ya que combina un balastro con arranque electrónico y una transformación digital junto al reflector.

La luminaria te permite tener una mayor fuerza de luz y colocarla a una mayor distancia, a diferencia de los balastros que los tendrás que colocar a una distancia más pequeña a la planta. Además, con el balastro tendrás que ensamblar el resto de componentes, comprandolos por separado, un problema que solucionan de un plumazo las luminarias al contener todos los componentes en un solo producto. 


¿Quieres conseguir que tus plantas de marihuana crezcan correctamente? Entra a Flor prohibida y descubre los distintos tipos de balastros y luminarias para tu cultivo de marihuana. Si tienes alguna duda a la hora de elegirlos, contacta con nosotros y te ayudaremos sin compromiso. 

Marcar como favorito enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.