Calidad del agua: Agua dura y agua blanda

Compartir
  • 1
    Share

El agua es uno de los elementos más importantes para el cultivo de marihuana y de cualquier planta. A través de ella nuestras plantas absorben nutrientes y promueve las reacciones químicas en la raíz y en el suelo jugando un papel fundamental en la fotosíntesis y el intercambio iónico en el suelo. El agua posee diferentes características que afectan a su calidad y al cultivo, una de ellas ya la conocemos, el pH y otra es la EC (Electro conductividad).

Salinidad o EC del agua:

La salinidad hace referencia a la cantidad de sales en el agua. El agua contiene múltiples sales disueltas en ella, para hacernos una idea de cuál es la cantidad de sales o salinidad de nuestra agua, utilizamos medidores de EC (electro-conductividad). La salinidad de nuestra agua de riego nos dirá la cantidad de nutrientes que podemos aportar a la planta sin que se produzca un exceso de sales en las raíces. Aparte el agua juega un papel muy importante en la acumulación de sales en el sustrato, especialmente en las raíces, bloqueando la entrada de agua debido a la acumulación de sales tras largos períodos de sequía que hacen que las sales se solidifiquen.

El agua contiene muchas sales que la planta no aprovecha e incluso algunos que pueden mermar la producción y la calidad, por ello los cultivadores prefieren partir de agua con una EC de entre 0 y 0,2 mS para poder añadir los nutrientes exactos, que es como están diseñados los fertilizantes y como indican en las tablas de cultivo.
Un medidor de EC te permitirá saber si el agua que estas obteniendo es apta para el cultivo, normalmente las aguas con una EC superior a 1 mS no son muy buenas para el cultivo y necesitarán de un filtro de ósmosis para reducir o eliminar la cantidad de sales del agua.

Los filtros de ósmosis se utilizan para separar sales y otros elementos no aprovechables del agua. El agua de ósmosis/destilada es los más parecido a agua pura que podemos conseguir. Los filtros de ósmosis funcionan a través de un sistema de membranas que va recogiendo sales y otros elementos tóxicos separándolos del agua. Así obtenemos un agua limpia sin sales ni restos químicos como el cloro.

Calidad del agua

Toxicidad del agua:

Existen algunas sales que pueden resultar tóxicas , afectando negativamente al desarrollo de la planta. Las sales más comunes que producen toxicidad incluso en pequeñas dosis son el cloro, el sodio y el boro.

Incluso en el caso del sodio, aparte de ser tóxico para la planta, si este supera en 3 veces al calcio, la estructura del suelo se altera perdiendo las características del suelo, produciendo cambios en el pH del sustrato o bloqueos de nutrientes. Esto suele ser habitual con sustratos de coco de baja calidad.

Dureza del agua:

Normalmente encontraremos 2 tipos de agua bajo esta clasificación; Aguas duras y aguas blandas.

  • Agua dura: Son las aguas que contienen altas cantidades de carbonatos, magnesio y calcio.
    • El problema con el calcio y el magnesio: Los fertilizantes para marihuana ya llevan una adecuada cantidad de calcio y magnesio, ya que son nutrientes básicos para el desarrollo de la planta. El agua dura también lleva calcio y magnesio, el problema que presenta es que estas sales de calcio y magnesio son difíciles de asimilar por la planta a diferencia de la de los fertilizantes, que incorporan agente quelantes y están preparados para que las plantas los absorban con facilidad.  Además, el agua dura tiene grandes consecuencias sobre el suelo, pues suele ocurrir que poco a poco el sustrato acabe con altas concentraciones de sodio y bajas cantidades de calcio y magnesio, incrementando la posibilidad de sufrir toxicidad por sodio.
    •  El problema de los carbonatos: Cuando nuestra agua de riego contiene demasiados bicarbonatos en relación con el calcio y el magnesio podemos encontrarnos con que los bicarbonatos están arrastrando las sales de calcio y magnesio dejando al sustrato sin estos nutrientes, pero es peor, cuando esto ocurre el sodio acaba teniendo una mayor importancia en el sustrato lo que puede provocar toxicidad. Aparte los carbonatos aumentan la alcalinidad del agua (suben el pH) por lo que es vital corregir el pH a los valores adecuados (5,8-6,3) para la neutralización de los bicarbonatos y así evitar problemas con el sodio.
  • Agua blanda: Es el agua en la que puedes encontrar cantidades mínimas de sales disueltas en el agua, si no tuviera ninguna sal disuelta entonces se llama agua destilada y si ha sido filtrada para convertirse un agua dura en un agua blanda se le llama agua de osmosis. El agua blanda no suele contener altas concentraciones de bicarbonatos por lo que el pH será mucho más bajo de lo normal y quizá tengas que subir el pH si tu fertilizante no lo corrige.El agua blanda tampoco contiene altas concentraciones de calcio y magnesio, por lo que si usas este tipo de aguas se aconseja que añadir algún suplemento a base de Calcio y Magnesio para dejar los niveles aceptables para la planta. Hay muchos fertilizantes para estos casos, como el CalMag de Vitalink,  que con echarles la dosificación que dice el fabricante bastará para conseguir esos niveles óptimos de Ca y Mg soluble y asimilable por la planta.

 

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

2 comentarios

  1. hola
    cuando ponen las proporciones para armar nuestro propio sustrato
    y ponen tierra…
    se refieren a tierra negra o a turbas???

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.