Científicos descifran el código genético de la marihuana

Compartir
  • 3
    Shares

Un equipo internacional de investigadores ha publicado recientemente un artículo científico en la revista Genome Research en el que muestran el primer mapa completo de la secuencia del genoma de una planta de marihuana.

Estos científicos han conseguido mapear el genoma completo de 2 variedades de marihuana; Una variedad psicoactiva con un alto contenido en THC conocida como Purple Kush y una variedad de finlandesa de cáñamo industrial con altos niveles de CBD conocida como Finola.

Este descubrimiento arroja bastante luz sobre dónde viene la planta de marihuana y de dónde saca la planta sus propiedades psicoactivas y sus propiedades medicinales. Además, un avance científico como este permitirá criar y modificar nuevas variedades que sean más resistentes a plagas y hongos o variedades que tengan un perfil de cannabinoides muy específico. Lo que se tradiciría en plantas con mas THC o plantas más CBD, CBG, CBC, e incluso plantas sin THC y otros cannabinoides. ¿Os lo imagináis? Plantas de marihuana con cannabinoides a la carta.

Para entender bien de lo que estamos hablando, lo que comúnmente llamamos marihuana representa a 3 especies diferentes bajo una misma categoría: cannabis sativa, cannabis indica y cannabis rudelaris. Y según su uso también existe la categoría del cáñamo que forma parte de la especie de Cannabis Sativa, sin embargo, el cáñamo no produce apenas THC ni resina.

Las semillas de marihuana que se venden hoy en día es como esa Purple Kush que han utilizado para el estudio. Estas son producto de la hibridación de diferentes especies de cannabis. Sin embargo, los científicos siguen clasificando a estos híbridos dentro de la familia del cannabis sativa al igual que el cáñamo. Uno de los aspectos principales del estudio se ha centrado en por que unas plantas producen un efecto psicoactivo y otras no.

Código genético de la marihuana

Según este estudio las plantas de marihuana tendrían 10 pares de cromosomas, de los cuales se ha demostrado que es el 6º cromosoma “THCA y CBDA sintasa” el responsable de la producción del THC y el CBD. Sin embargo al estudiar la planta, los investigadores hallaron mucho ADN basura que tiene trazas de elementos integrados por algún tipo de virus con el que la planta fue infectada en algún momento de la evolución y el cual es el responsable de las propiedades psicoactivas y medicinales de la marihuana. ¡Bendito virus!

Según los científicos que han realizado el estudio, se cree que los genes detrás de THC y de CBD sintasa podrían provenir de un único gen que fuera el precursor del THC o CBD. Pero el cual creen que se duplicó como consecuencia de la introducción del virus anteriormente mencionado en su ADN. Y por lo que creen que empezaron a formarse 2 tipos de variedades diferentes, una con un contenido psicoactivo (cannabis) y otra con un mayor contenido medicinal (cáñamo).

Según este planteamiento este virus infectó varias generaciones de la planta cannabis sativa en algún momento de su historia evolutiva. Este virus actúa replicando código genético y moviendo ese ADN basura a otras regiones del genoma de la planta. Así es como el virus se cuela dentro del código genético de la planta y provoca mutaciones dentro de ese mismo código genético.

Paralelamente, la mano del hombre ha influido también en esta diferencia dentro de la misma especie. Antaño, muchos pueblos cultivaban el cáñamo por motivos medicinales, militares y alimentarios. Mientras que otros pueblos y culturas se cultivaba marihuana o cannabis por razones espirituales y recreativas. Esto hizo que por las necesidades de la gente se distanciaran más y acabaran separando su código genético inicial tras miles de años de cultivo.

Además, los autores del estudio también han descubierto el gen responsable de la producción del CBC (cannabicromeno) un cannabinoide que poca gente conoce y el cual varios estudios han demostrado que posee fuertes propiedades antinflamatorias, incluso más potentes que las del CBD (cannabidiol). Y es que recordemos que la marihuana no solo tiene THC y CBD, sino otros muchos otros cannabinoides.

Saber la estructura genética de la planta de marihuana también ha ayudado a identificar de qué tipo de plantas provienen. Y por lo visto en el código genético de la marihuana es muy similar al de las plantas de grano, como por ejemplo el trigo. Pero con una gran diferencia, una recombinación genética más enfocada en regiones ricas en genes y las cuales no tienen repetición de código cerca de los extremos del cromosoma.

En definitiva, todo lo que sea un mejor y más amplio conocimiento de esta increíble planta, ¡bienvenido sea!. 

 

 

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.