INSECTICIDAS Y FUNGICIDAS PARA CULTIVAR MARIHUANA

A la hora de cultivar nuestras plantas de marihuana, siempre estamos atentos a ver cómo evolucionan los cogollos, su aroma y demás. Ahora bien, qué pasa cuando nos topamos con bichos o plagas en nuestra planta. En el siguiente artículo queremos darte información sobre las plagas más comunes que pueden atacar a tu planta y los insecticidas y fungicidas que tenemos en Flor Prohibida para poder solucionarlo.

Plagas que pueden atacar a tu cultivo de marihuana y cómo combatirlas

Dentro de las plagas más comunes encontramos:

Araña roja. Es una de las plagas más atemorizantes que ataca a nuestros cultivos. Aparece muchas veces en plantas cultivadas en ambientes secos y de interior, para luego desaparecer con la llegada del frío.

Mosca blanca. Esta plaga se reproduce muy rápido y se puede extender por tu cultivo en cuestión de tan solo unos días parando la actividad de la planta. Es un un insecto volador muy pequeño que se esconde debajo de las hojas donde pone sus huevos. La principal causa de su aparición son las temperaturas altas y cierta humedad, tanto en interior como en exterior.

Pulgón. Esta plaga se reproduce muy rápido, atrayendo incluso a hormigas y otros insectos debido a la melaza que desprende. Se encargan de absorber los fluidos de las plantas provocando que se marchiten y amarilleen. Además los pulgones pueden transportar otros virus, como hongos y bacterias.

Trips. Se trata de una de las plagas más comunes en el cultivo de marihuana. Aparecen cuando el clima alcanza una temperatura cálida de 20-25 ºC y se dedican a roer las hojas y succionar la savia de ellas. Además de todas las fases por las que pasas y que se extienden muy fácilmente, pueden traer consigo hasta 20 tipos de virus distintos en su boca.

Minador. Estos gusanos se encargar de crear túneles en las hojas de la marihuana formando galerías y ocasionando el deterioro, marchitamiento y por consecuencia la muerte de la hoja. Aparecen en climas cálidos y generalmente comienzan por las hojas bajeras donde la hembra perfora y hace la puesta de huevos.

Cochinilla. A este insecto le encanta colonizar las plantas de marihuana, chupando la savia y por lo tanto retrasando su crecimiento, retrasando su floración y reduciendo la producción. Además, el mielato que segregan puede causar apariciones de hongos como el Tizón y la Negrilla.

Para combatir los ácaros lo más importante es intentar que la humedad esté entre el 45 y el 55% y que la temperatura no sobrepase los 20º, además de aumentar la circulación y aplicar un riego foliar. Pero si es demasiado tarde para evitar las plagas, deberás de asegurarte de eliminarlas por completo, es por ello que desde Flor Prohibida queremos recomendarte los siguientes acaricidas para combatirlas.

¿Cómo eliminar ácaros en floración con insecticidas?

Skunk 8CC. Si lo que buscas en eliminar los huevos y los ácaros recién nacidos, este insecticida es el ideal. Se trata de un acaricida específico de contacto que resulta menos peligroso para nosotros y para otros “bichos” beneficiosos que puedan aparecer por tu cultivo.

Modo de empleo: Deberás aplicar dosis de 0,5-0,6 cc/L en pulverización foliar. En caso de que detectes la presencia de formas móviles puedes mezclarlo con un acaricida adulticida autorizado.

Belproil A. Ideal para combinarlo con el Skunk 8CC, ya que en este caso atacaremos a las plagas más adultas. Se trata de un concentrado de parafina, que combate todo tipo de ácaros, cochinilla, pulgón y mosca blanca entre otros, y que actúa formando una capa sobre la superficie foliar que termina ahogando los diferentes ácaros.

Recomendamos que 30 minutos antes de la aplicación del producto, realices una aplicación de jabón potásico para que ataque al exoesqueleto de insectos y ácaros, y así facilitar la acción del insecticida o acaricida a utilizar.

Sulfapron L SC: Este es otro insecticida que podemos combinar con el Skunk 8C. En este caso además de tratar y prevenir ácaros como la araña roja, conseguiremos combatir enfermedades como el oídio. A base de Azufre (72%), se trata de una suspensión concentrada y autoemulsionable que funciona a través de la pulverización directa sobre nuestras plantas de marihuana.

Modo de empleo y dosificación: Deberemos mezclar de 2 a 6 ml por cada litro de agua y pulverizar directamente sobre las hojas y toda la superficie de la planta.

¿Cómo combatir hongos como el Oídio?

El oidio es la principal causa de las manchas blancas que aparecen en las hojas de las plantas. Este hongo patógeno, ataca a plantas de marihuana, cultivadas tanto en el interior como en el exterior, cuando el hongo Oídio ataque a la flor del cannabis, esta ya no se puede usar para consumo, porque puede traer varios problemas de salud, sobre todo en los pulmones. 

Pero no te preocupes, tenemos los insecticidas ideales para combatir este hongo de tus cultivos: 

Lexor 25. Este producto pertenece al grupo químico de los triazoles y su principal componente es el Difenoconazol, el cual funciona inhibiendo la biosíntesis de ergosterol, un proceso necesario para la vida del hongo. Al ser un fungicida químico no debes entrar en contacto con él, ni respirarlo. Además también podrás combatir hongos como la alternaria o la roya.

Modo de empleo y dosificación: Deberás de mezclar 0,3 – 0,4 ml por cada litro de agua y pulverizar sobre la superficie de las plantas sin que llegues a entrar en contacto con la solución del fungicida.

Belpron especial fluido 80: Este producto está compuesto principalmente por azufre micronizado fluido, un tipo de azufre que gracias a su pequeño tamaño y peso permite que se puedan alcanzar los sitios de más difícil acceso y al que los pulverizadores no pueden llegar. Además podrás evitar la botrytis, el mildiu y la aparición de la araña roja.

Modo de empleo y dosificación: Se aplica espolvoreando sobre la superficie de las plantas y el suelo, a una dosificación de 20 a 30 gramos por metro cuadrado. Para obtener el mejor resultado, recomendamos aplicarlo a un sublimador y dejarlo con una frecuencia de uso en modo preventivo de 1 a 4h/noche y a modo curativo de 1/6h noche (se recomienda dejar de utilizarlo a las 2 semanas),

Otro fungicida ideal para combatir el oídio es el Sulfapron L SC.

Evita futuras enfermedades

Además del oídio, nos podemos encontrar con otros hongos perjudiciales para nuestras plantas como la alternaria, el mildiu, la roya, el pythium o el fusarium:

La alternaria es un hongo patógeno que puede crecer en nuestro cultivo si no tenemos cuidado. Es muy agresivo y debilitará nuestra planta progresivamente. Este hongo viaja por el aire, suelo y estanques, y aunque puede atacar en todas las etapas de crecimiento de tu planta, es más común durante la floración y maduración. Produce manchas necróticas, secas y circulares, además de disminuir el crecimiento de la planta.

La roya es otra enfermedad producida por hongos, que generalmente se produce sobre las hojas. Este hongo es causado por unas esporas que viajan en el viento y pueden permanecer activas hasta 50 días, por lo que es muy fácil que se propague. Una vez que consigue penetrar en nuestra planta se multiplica con mucha rapidez. Produce en nuestra planta unos pequeños bultos rojizos o marrones en el envés de las hojas, produciendo en el haz unas manchas amarillas o porciones más descoloridas que con el tiempo puede dejar a nuestra planta sin hojas.

El Mildiu es una enfermedad criptogámica causante de esas manchas de color blanco o amarillo un tanto traslúcidas que encontramos en el haz de las hojas de marihuana. A diferencia del oídio, cuando está avanzado, acabaran tiñendo las hojas de marrón y necrosándolas.

El Pythium se desarrolla especialmente en semilleros, cultivos de interior en invernaderos o en cualquier entorno inestable. Entre sus síntomas encontramos el retraso en el crecimiento, clorosis foliar leve y lesiones radiculares marrones que se convierten en pudrición de la raíz.

El Fusarium es un hongo letal que puede terminar con la vida de una planta en apenas unas horas. El hongo se propaga por esporas que suelen formarse en el micelio, unas esporas muy resistentes y difíciles de combatir. Las raíces se ven afectadas con mohos marrones y/o blancos que al final se terminan pudriendo, además de alterar el circulación de la savia y la actividad de las raíces se detiene.

Todos estos hongos son muy agresivos para nuestra planta, pero no te preocupes, desde Flor Prohibida te traemos algunos productos ideales para prevenirlos:

Fosvel 80PM. Ideal tanto para prevenir como para erradicar hongos como el Pythium, el Mildiu y el Phytophthora. Este fungicida para marihuana resulta muy eficaz en el control y prevención de enfermedades gracias a su acción sistémica. Esto significa que la planta a través de un riego foliar lo absorbe y lo distribuye por toda ella para mantenerla protegida.

Modo de empleo y dosificación: Deberemos mezclar 2,5 a 3 gramos por cada litro de agua y aplicarlo mediante pulverización sobre la superficie de la planta. Recomendamos no repetir el tratamiento más de 3 veces durante todo el cultivo y esperar al menos 15 días para volver a usarlo.

Olicobre 70 SC. Este es un fungicida preventivo que podemos usar a nivel doméstico. Está compuesto por óxido de cobre con el que podrás prevenir la aparición de hongos como la alternaría, la roya o el mildiu. Este funciona pulverizándolo encima de nuestra planta y nos asegurará no tener problemas con este tipo de hongos. 

Modo de empleo: Mezclar 1,5 ml de Olicobre por cada litro de agua y pulverizar sobre la superficie de las plantas. Utilizar desde que la planta haya desarrollado unas cuantas hojas y seguir realizándolos cada 10 días hasta que empiecen a salir las yemas de los cogollos.

Insecticidas polivalentes

Probelte nos ofrece una gama de productos aptos para la agricultura y entre ellos encontramos el Belproil A, un concentrado que además de combatir todo tipo de ácaros, está autorizado para la agricultura ecológica.

Es un producto de alta efectividad y la aumentará aún más al combinarse con productos como el Bermectine para combatir la araña roja y Beltasur 500 para tratamientos de invierno.

Beltasur 500. Lo podrás combinar con el Belproil A para combatir enfermedades fúngicas como la alternaría, la roya y el mildiu. Se trata de un polvo mojable y micronizado que está compuesto por oxicloruro de cobre que muestra unos resultados excelentes.

Lo más importante es actuar con rapidez y sobre todo utilizar tratamientos preventivos para evitar que el hongo se introduzca en las hojas, flores, tronco, raíz… Lo mas eficiente es hacer tratamientos en épocas de riesgo como pueden ser las temporadas de lluvia cuando las flores están ya compactas y la humedad se establece entre los cogollos y con la falta de ventilación entre ellos tarda tiempo en desaparecer, sobre todo en los meses de septiembre, octubre y noviembre.


Esperamos haberte ayudado con toda esta información sobre cómo combatir los distintos tipo de plagas que pueden afectar a tus cultivos, previniendo ataques de plagas o ayudándote a salvar las que están siendo atacadas. No olvides dejarnos tus consultas o dudas en los comentarios para poder asesorarte de primera mano. Entra en nuestra tienda online en la sección Antiplagas y descubre una gran variedad de productos para el cuidado de tus plantas de marihuana.

Marcar como favorito enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.