Marihuana para dormir

mujer que utiliza marihuana para dormir

Los usos medicinales de la marihuana son cada día más conocidos. Hoy en día la marihuana es utilizada para aliviar la ansiedad, el estrés, trastornos alimenticios, etc. Hoy hablaremos de uno de los usos más comunes: utilizar la marihuana para dormir.

Quien tiene problemas para conciliar el sueño sabe lo molesto que puede llegar a ser no dormir bien por las noches. Esto deriva en estar todo el día siguiente cansado, tanto física como mentalmente.

Algunas consideraciones previas

Para hablar de cualquier efecto que tenga la marihuana sobre el cuerpo humano, vamos a ver que dicen los estudios y análisis sobre este asunto.

Como en cualquier medicamento que tomemos, el efecto es muy difícil de determinar con absoluta precisión, pues estará influido por multitud de parámetros. Este puede ser distinto, según el peso y cantidad de grasa de la persona. También habrá variaciones según su alimentación, sustancias con las que se combine, forma de administrarla (el tabaco es un excitante, por ejemplo) y estado físico.

También tenemos que tener en cuenta la variabilidad de los porcentajes de principios activos de la marihuana. Sin una cromatografía para detectar las distintas sustancias y sus cantidades, es muy difícil a priori, saber como va a afectar exactamente cada variedad y cada planta dentro de las distintas variedades.

Por último hay que observar que los trastornos pueden surgir por distintas razones, y cada una se deberá tratar de una manera. Algunas se podrán resolver utilizando un tipo de marihuana, otras con otro y es posible que otras no se puedan tratar.

Vistas esto, debemos decir que la peligrosidad de la sustancia es muy escasa. Hay que asumir los peligros derivados de la manera de administrarla, sobre todo si es fumada, lo que conlleva una combustión. Hay que tener en cuenta que no es recomendable realizar tareas peligrosas bajo los efectos del cannabis.

Así, si se tiene acceso a diversas plantas y observando lo dicho anteriormente, lo más conveniente es probar distintas variedades y comprobar el efecto que hacen sobre nuestras dolencias cada una de ellas. Lo ideal es que anotemos el tiempo que tarda en hacernos efecto, las cantidades utilizadas y los efectos obtenidos, tanto beneficiosos para nuestro trastorno como secundario, como los no buscados. Si es posible habrá que tener una alimentación y unos hábitos regulares durante la fase de prueba.

Una vez acabado este análisis, habrá que seleccionar las plantas que mejor nos hayan resultado para nuestra dolencia y calcular las dosis adecuadas. Esto es muy importante, porque los estudios consultados por nuestros expertos indican que distintas cantidades de un cannabinoide como el CBD o el THC pueden tener efectos muy distintos.

¿Cómo nos ayuda la marihuana a dormir?

Principalmente nos ayuda gracias al Cannabinol, más conocido como CBN, un cannabinoide mucho más narcótico que el THC y que se obtiene a partir de este. 

CBN es un cannabinoide muy utilizado para dormir

El potencial que ofrece el CBN para tratar trastornos del sueño ha sido demostrado en numerosos estudios, y cada día son más las personas que recurren a él para poder conciliar el sueño.

El THC, a través de procesos naturales, como la oxidación, se convierte paulatinamente en CBN. La degradación de THC en CBN no es muy rápida, sobre todo una vez que la planta está secándose en la oscuridad. Por esta razón conviene no tener prisa al cosechar nuestras plantas si lo que queremos es utilizarla para dormir, ya que durante la maduración si conseguirnos que parte del THC se degrade y nos de una cosecha más marcótica.

THC, el cannabinoide más famoso y con mayor poder psicoactivo, te hace dormir más rápido y puede hacer que se reduzca la fase REM de tu sueño. Esta fase es en la que soñamos y los últimos estudios nos dicen que la marihuana reduce los sueños e incluso los elimina. Esto puede ser muy positivo si el trastorno que quieres tratar está relacionado con mala calidad del sueño, pesadillas o estrés post traumático, permitiéndote tener un sueño más profundo y reparador. Por lo que una combinación de CBN y THC puede ser realmente eficaz.

El CBD, aunque tiene un efecto tranquilizador, en dosis altas puede llevarte a una excesiva claridad mental, que te invite a no dormir. Pero sin embargo, si lo que te impide dormir es la ansiedad, es posible que la puedas reducir con marihuana rica en CBD y que esto te ayude a dormir.

Los terpenos no están muy estudiados todavía, pero los artículos consultados sugieren que es posible que sean un ingrediente esencial en los efectos de esta planta, y por supuesto tienen un papel en la capacidad para regular nuestro sueño.

Se ha sugerido que la interacción con los terpenos de otras sustancias multiplica la capacidad para influir en nuestro organismo. Una taza de manzanilla y un cigarrillo de cannabis puede ser el mejor remedio para dormir, gracias a la interacción de estos terpenos.

Variedades que nos ayudan a dormir

Visto lo anterior, ahora vamos a hacer unas sugerencias de plantas que hemos comprobado que nos ayudan a dormir. Recuerda que deberás probar en tu propio cuerpo cual te funciona mejor, como tomarla y en que cantidades. También mencionar que no son necesariamente índicas, como solemos suponer. Tiene mucho más que ver con la experiencia de las personas que ya la han usado que con su genética, ya sabemos que la marihuana es una planta extraña y sorprendente…

Desconocida Kush de Delicious Seeds 

Es una planta considerada por mucha gente como medicinal y contiene un alto contenido en THC. Se ha demostrado útil para los trastornos del sueño, alimenticios y para controlar algunos dolores. Si quieres una cepa de marihuana para dormir, esta sin duda te irá de maravilla.

Cream Caramel de Sweet Seeds

La planta famosa por su aroma a caramelo de crema y golosinas y que ha ganado decenas de premios en todo el mundo es una índica al 90% y tiene una merecida fama de ser ultra relajante. Contiene un nivel medio de CBD (1,6%) y llega a un 20% de THC.

Txees Bilbo de Genehtik Seeds

La aromática y potente Cheese del banco Vizcaíno, nos ofrece una alternativa para regular nuestro sueño, además de altas producciones y gran facilidad en su cultivo.

Dinamed CBD de Dinafem Seeds

Es la variedad de marihuana para dormir con CBD de Dinafem, con un altísimo nivel de CBD y un porcentaje de THC mínimo. Para aquellas personas que el CBD les ayude a dormir es la planta ideal, potente y con unos aromas y sabores que harán que el tratamiento contra el insomnio sea un placer.

Distintas formas de administrar los cannabinoides

Utilizar cannabis para dormir puede ser perjudicial para nuestra salud si se consume generando una combustión. Hay muchas personas que les preocupa su salud y no quieren consumir cannabis de una manera perjudicial. 

Por ello, vamos a explicar algunas alternativas a fumar para aquellas personas que deseen consumir marihuana de una forma más sana y poder utilizar las propiedades terapéuticas del cannabis.

Estas son las formas de consumir marihuana para dormir sin poner en riesgo nuestra salud:

Utilizar vaporizadores

Un vaporizador es un dispositivo que calienta el aire y lo hace pasar a través de la materia vegetal del cannabis, arrastrando así todos los principios activos de los que nos queremos beneficiar.

El vaporizador al no generar combustión y utilizar solo aire caliente no es perjudicial para nuestro organismo. Hay multitud de vaporizadores en el mercado, desde los vaporizadores de mesa hasta vaporizadores portátiles que incorporan lo último en tecnología. 

Infusiones de marihuana

Los efectos de esta infusión pueden comenzar a notarse hasta más de una hora después de haberla consumido. Es imprescindible realizar pruebas con pequeñas dosis de este preparado, para observar los efectos en nuestro organismo y evitar consumir más de lo recomendable, pues nos puede llevar a situaciones desagradables ya que los efectos pueden ser distintos y más fuertes que fumada o vaporizada.

Los cannabinoides son liposolubles, es decir, se diluyen en grasas. Por eso recomendamos utilizar leche entera para realizar la infusión.

Para preparar nuestra infusión tan solo necesitamos medio litro de leche entera y 0,5 gramos de cogollos secos de marihuana.  Te recomendamos que empieces por dosis bajas (0,5 gramos) y vayas subiendo si los efectos no son los esperados.

Ponemos la leche y la marihuana en un cazo, y calentamos durante una hora y media a fuego medio sin que llegue a hervir. En caso de que la leche empiece a hervir se podrían deteriorar los cannabinoides. 

Después tan solo tienes que pasar la leche con un colador para eliminar los restos de materia vegetal y tendrás tu infusión de marihuana para dormir lista.

Aceite de Cannabis

Al igual que en la anterior receta, debes tener en cuenta que la asimilación de los cannabinoides por ingestión son distintos, tardan más en hacer efecto y puede ser más potente. Utiliza este aceite con cuidado, sobre todo si no tienes costumbre de consumir cannabinoides.

Coloca el aceite de oliva (a poder ser que sea virgen extra) y la marihuana en un recipiente y caliéntalo durante 2 horas y media al baño maría removiendo cada 15 minutos.

Para acabar, elimina las impurezas. Remueve la mezcla final y viértela sobre un filtro (los del café son los mejores, pues no dejan pasar ningún resto vegetal), que habrás colocado en el bote donde vayas a guardar el aceite. Una vez hecho esto guarda el aceite en un lugar oscuro y a temperatura fresca y estable.

Los usos de tu cannabis para dormir son múltiples, como aliño de ensaladas, para realizar friegas y masajes, tostadas de pan, etc. Para un uso más preciso puedes depositar unas gotas bajo la lengua, distribuye el aceite por la boca y poco a poco te lo tragarás. Es una manera muy rápida de administración.

No olvides que los cannabinoides comienzan si la temperatura sube de los 160 aproximadamente, por lo que no es conveniente utilizar este producto para asados, fritos, etc. Solo para uso en frío.

¿Qué utilizo para dormir pastillas o marihuana?

Las pastillas para dormir tienen un gran riesgo de adicción, muy superior al de la marihuana (que está por debajo del 10% de personas que la utilizan de manera recreativa, y menos de un 1% en tratamientos terapéuticos).

Además, este tipo de pastillas tienen múltiples efectos secundarios como mareos o aturdimiento, que pueden provocar caídas, dolor de cabeza, problemas gastrointestinales (diarrea y náuseas), somnolencia prolongada (sobre todo los que te ayudan a permanecer dormido), reacción alérgica grave, comportamientos relacionados con el sueño (conducir o comer cuando no estás completamente despierto), problemas de memoria y de desempeño durante el día.

Sin embargo el cannabis tiene los efectos secundarios que muchos buscamos, pero que pueden ser una molestia para consumidores terapéuticos: sedación, euforia, verborrea, relajación muscular y alucinaciones. Y otras que no suelen ser deseadas por nadie, pero que desaparecen poco después de detener su consumo: malestar, paranoia, sentimiento de pérdida de control, afectación de la memoria, alteración de la percepción del tiempo, sequedad de boca, alteración en los movimientos y taquicardia.

Conociendo todo lo mencionado anteriormente, eres tú quien tiene que tomar la decisión entre tomar pastillas o marihuana para dormir.

Nos gustaría saber tu opinión, por lo que puedes dejarnos un comentario más abajo. Si crees que a tus familiares y amigos les puede servir este artículo para conciliar el sueño, ¡compártelo en tus redes sociales!

Marcar el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.