Prohibición de venta de productos CBD

Compartir
  • 34
    Shares

Si eres consumidor de CBD en los últimos días habrás notado el gran revuelo que ha causado la prohibición sobre los productos CBD. Casi todos hemos tenido que descontinuar la venta de productos CBD debido a actuaciones de la Guardia Civil requisando a compañeros todo aquel producto de CBD que no fuera una crema o cosmético. Ahora mismo la venta de productos CBD está “en espera” de una legislación que regule su producción. Pero vamos a ver porque pasa todo esto y en que aspectos va a cambiar.

Durante los últimos años el CBD o cannabidiol se ha convertido en una sustancia muy popular. El CBD es un fitocannabinoide presente en las plantas de marihuana y en las plantas de cáñamo. Este compuesto ha demostrado durante los últimos años tener un alto potencial medicinal, del que cabe destacar sus propiedades antipsicóticas que han supuesto un avance para algunos desórdenes mentales como la epilepsia refractaria o el síndrome Lennon Gastaut. Además también ha demostrado tener propiedades neuroprotectoras, antiinflamatorias y analgésicas muy potentes, más que muchos de los medicamentos actuales.

Actualmente en España el CBD se comercializa normalmente como un suplemento alimentario. Esta categorización obliga a estos productos a someterse a la legislación vigente que en este caso sería la Directiva 2002/46/CE del Parlamento Europeo la cual introduce el Real Decreto 1487/2009, el cual fue ligeramente modificado por el RD 130/2018.

Extractos CBD

Según esta legislación, un complemento alimentario es aquel producto cuyo fin sea complementar la dieta normal y que consista en aportar fuentes concentradas de nutrientes. Desde este punto de vista el CBD podría encajar al 100% como un producto alimentario. Sin embargo, recientemente la EFSA (European Food Security Authority o dicho en castellano la Autoridad Europea para la Seguridad Alimentaria), dirigió un comunicado a todos los estados miembros de la Unión Europea de que deberán de retirar aquellos productos calificados como suplemento alimentario y que contengan CBD. Algo raro teniendo en cuenta las últimas declaraciones de la OMS sobre el CBD.

Esta decisión de la Autoridad Europea para la Seguridad Alimentaria choca un poco con la actualidad internacional, pues el pasado 14 de diciembre de 2017 la Organización Mundial de la salud (OMS), durante una reunión del comité de expertos en farmacodependencia concluyeron que el CBD o cannabidiol en su forma pura parece ser una sustancia segura, la cual no es nociva y que además no tiene riesgo de abuso.”

De esta comisión salió una recomendación en la que pedían que el CBD no se clasificara como un compuesto del cannabis, y por lo tanto no estuviera sujeto al control internacional en materia de drogas impuesto por la Convención Única de las Naciones Unidas sobre Estupefacientes en 1961. Esta decisión sería uno de los primeros pasos para que los productos de CBD puedan ser producidos y distribuidos internacionalmente sin tener que someterse a rigurosos controles destinados al control de sustancias peligrosas.

Pero no es la única incongruencia que rodea este asunto. Recientemente en Europa se ha aprobado el medicamento Epidiolex de GW Pharmaceuticals, un medicamento extraído de una planta de cannabis sativa L con CBD purificado al 98% y para administrar en solución oral. 
O también tenemos el ejemplo de la empresa de cosméticos “Babaria” , que ha lanzado al mercado una crema de cannabis y anunciándola por la tele a bombo y platillo. Y seguro que empezaremos a ver a empresas de este estilo anunciar sin tapujos sus productos de cannabis con CBD.

Parece un paso más hacía la regulación de esta sustancia, pero mucho se teme este humilde servidor que también conllevará una cierta privatización del compuesto en beneficio de los de siempre, farmaceúticas, tabacaleras, multinacionales, etc.. Fijaros como a los cosméticos no les han metido mano.. 

GW Pharmaceuticals es una empresa bastante conocida en el mundo cannábico. Esta empresa es una filial de la todopoderosa Bayer que posee multitud de patentes de casi todas las landraces o variedades autóctonas de cannabis que vendieron Sam Skunkman y Robert Clarke, 2 personajes muy controvertidos debido a una supuesta relación con la D.E.A.

Recientemente en España, AECOSAN, la Agencia Española de Consumo, ha comunicado a las delegaciones autonómicas que han de prohibir la distribución de todos los complementos alimentarios que contengan CBD (cannabidiol) hasta que la Unión Europea se pronuncie al respecto, una vez se hayan establecido las directrices de EFSA, la Autoridad Europea para la Seguridad Alimentaria.

La Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición es un organismo autónomo de la Administración General del Estado, el cual esta adherido al Ministerio de Sanidad y la cual se encarga de coordinar las actuaciones entre las Administraciones que tengan competencias directa o indirectamente relacionadas con el consumo, la seguridad alimentaria, y la nutrición, siendo la responsable del etiquetado en los productos y la responsable de que no haya sustancias tóxicas o prohibidas en los productos alimentarios.

El CBD es un producto que no está regulado, y como tal, al no estar prohibido ni fiscalizado de ninguna manera, es una sustancia que sigue siendo totalmente legal. Sin embargo, se ha levantado una prohibición efectiva desde el punto de vista de la oferta de estos productos que se venden como suplemento alimentario sin  haber pasado los controles de calidad. P

robablemente esta situación durara poco tiempo pues ya habido sentencias judiciales a favor de la exportación/importación de productos que empleen un marketing dietético o nutritivo, por lo que no tardaremos mucho en ver productos destinados para uso animal y productos importados desde fuera de la Unión Europea que podrán contener CBD y ser vendidos como un suplemento alimentario.

Sin embargo, la EFSA y AECOSAN pueden legislar y tomar decisiones a nivel nacional y europeo al respecto de los productos de CBD que se venden como suplemento alimentario y son producidos dentro del territorio nacional y europeo.
Así mismo y por orden de AECOSAN, las consejerías de sanidad de las diferentes comunidades autónomas ya han comunicado a las empresas que se encargan de la producción y distribución de estos productos que paralicen su producción y venta hasta que la EFSA legisle al respecto.

Prohibición productos CBD

Por ello en un breve espacio de tiempo las empresas afectadas en toda España deberán de comunicar la retirada de los productos de CBD que se vendan como complementos alimenticios. 
Pero es por esta razón por la que tanto nosotros como nuestros compañeros de sector estamos siendo obligados a retirar de la venta todos los productos con CBD y clasificación de complemento alimenticio. Los únicos productos que se han salvado, de momento, son los cosméticos CBD al no ser un suplemento alimenticio.

Esto se debe a la calificación de “alimento nuevo” que le ha dado la EFSA al CBD, al considerar como alimento nuevo al CBD este está a la espera de aprobación por la agencia y hasta que no se presente un reglamento, su producción y distribución estará prohibida.

Además, también sabemos que en Portugal, nuestro país vecino, la DGAV (Dirección General de Alimentación y Veterinaria) está realizando actuaciones muy similares a las que España está tomando.

¿Desaparecerán los productos de CBD?

No, no desaparecerán. Seguramente podamos adquirirlos fuera de la UE, obtenerlo en asociaciones o encontrar alguien que te facilite esos productos que han retirado de las estanterías. Como ya hemos dicho hay legislación europea y una sentencia judicial del TSJE (Tribunal Superior de Justicia Europeo) al respecto de la importación de este tipo de productos.

Sin embargo, comerciantes, consumidores y productores se verán afectados hasta que el EFSA regule el CBD como suplemento alimentario. Podrán seguir adquiriendo CBD bajo otras denominaciones, como cosméticos y objetos de coleccionismo. Además, aparecerán nuevos productos destinados “al consumo animal” como ya paso hace unos años cuando ocurrió algo similar con la hoja de estevia, un sustituto del azúcar.

¿Por qué están prohibiendo los productos con CBD?

La verdad es que las actuaciones que se están llevando a cabo parecen propias de un movimiento prohibicionista que favorece a las grandes empresas como GW Pharmaceuticals. Pues como hemos comentado, el comité de expertos de la OMS aseguró que el CBD es una sustancia segura con un alto valor medicinal y que no debería someterse a los controles especiales de otras drogas. Además, la Agencia Europea de Medicamentos ha aprobado recientemente Epidiolex, un fármaco para tratar la epilepsia a base de CBD de cannabis, por lo que su seguridad tiene que estar más que comprobada.

Ultimamente se están viendo en las redes sociales artículos y supuestos estudios acerca de suplementos alimentarios con CBD con una alta presencia de metales pesados y productos que no concuerdan con la descripción dada con el fabricante.  Y eso si es preocupante.
Ahora mismo el Observatorio Español del Cannabis Medicinal se encuentra realizando un estudio donde analizarán diferentes muestras de extractos de CBD de diferentes marcas comerciales en busca de metales pesados.

En una primera fase del estudio que aún no ha concluido los resultados según comunican eran bastante alarmantes. Muchas de las muestras tenían trazas de metales pesados en altas cantidades, e incluso algunos no coincidían las concentraciones ni el etiquetado, o directamente ni contenían CBD. Sin embargo, el estudio aún no ha concluido ni tampoco sabemos que marcas se han utilizado para los test por lo que sería precipitado tomar decisiones.

El CBD en España se comercializa de muchas maneras, ya sea como regalo, objeto de coleccionismo o cosmético. Este tipo de productos seguirán siendo legales, pues responden a otros estándares que no tienen nada que ver con los de la seguridad alimentaria. 

¿Cómo afectara esto a los usuarios de CBD?

Pues la realidad es que lo peor de este escenario lo sufrirán los usuarios habituales de CBD y sobre todo los usuarios medicinales. Pues aparte de escasez durante los primeros momentos, tampoco sería de extrañar una subida de precios en los productos que consiguieran el registro de complemento alimenticio. De todas maneras, las actuaciones que se están llevando a cabo solo obligan a retirar esos productos de las estanterías. Por lo que podemos estar seguros de que esos suplementos con CBD acabarán saliendo del mercado.

Pese a esto seguirá habiendo CBD disponible, pero seguramente los estándares de calidad no se asemejen a los de los suplementos alimentarios, por lo que se puede producir una reducción de la calidad y mayor riesgo de que haya trazas tóxicas. Además, no tendrá el apoyo legal que te puede dar ingerir un alimento de una marca, pues cuando el producto sea un cosmético, para uso animal o como coleccionable no estará sometido a las mismas obligaciones con el consumidor.

Tendremos que esperar  a ver como va avanzando este tema.

 

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Un comentario

  1. protectores de árboles

    Muy buen post, sumamente interesante y útil
    saludos

    Nicolás

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.