VAPONIC

Vaponic evita la combustión y por ello constituye una alternativa sana a fumar. Los componentes del tabaco se calientan hasta el punto en el que empiezan a hervir y convertirse en vapor.

Más detalles

621060
Reacondicionado

29,90 €

- +

rating Ver las 2 opiniones
Valoración media: 3/5 - Nº valoraciones: 2
 
Más información

Vaponic es un vaporizador portátil fiable y muy bien pensado…  Su sistema de vaporización patentado de doble corriente y basado en convección y conducción de calor permite inhalar vapor enfriado, fuerte y sabroso de su mezcla de hierbas o tabaco. No hay contacto directo entre la llama y el aire que respira. Esto junto al hecho que sólo se usan materiales seguros de calidad superior (vidrio Borosilicato 3.3, acero inoxidable y caucho de silicona medicinal) garantiza un vapor sano y limpio al máximo. Estamos orgullosos de fabricar el Vaponic en Europa y bajo los más estrictos controles de calidad. Su eficacia y fácil manejo le sorprenderán.

Vaporizar evita la combustión y por ello constituye una alternativa sana a fumar. Los componentes del tabaco se calientan hasta el punto en el que empiezan a hervir y convertirse en vapor. Esto ocurre por debajo de la temperatura de combustión, la planta no prende y usted no inhala humo. El vapor es puro y solo contiene las sustancias propias de la planta. Se evitan subproductos nocivos como el alquitrán y otras sustancias carcinógenas que resultan de una combustión.

El Vaponic tiene dos años de garantía sobre las piezas de vidrio, las piezas de silicona y el estuche tipo rotulador.

Contenido de la cajita:

    • 1 Vaponic (Img. 01) que consta de:
      • 1 Tubo Interior con 1 Filtro Interior (Img. 02)
      • 1 Tubo Exterior (Img. 03)
      • 1 Pieza de Conexión de Silicona Gris (Img. 04)
      • 1 Boquilla (Img. 05)
    • 1 Estuche tipo rotulador (Img. 06) compuesto por:
      • 1 Rotulador Hueco
      • 1 Tapón de Silicona Negro
    • 1 Herramienta multiuso + 1 anillo de silicona amarillo (Img. 07)

Guarde su herramienta multiuso y su Vaponic dentro del estuche tipo rotulador. ¡De esta manera queda protegido contra golpes! Ponga el anillo de silicona amarillo sobre la herramienta para encontrarla más fácilmente cuando se cae al suelo p.e. Introduzca primero su Vaponic en el estuche tipo rotulador con la boquilla delante y después la herramienta junto con el tapón negro para cerrarlo. De esta manera la herramienta y el vaporizador no se pueden atascar dentro del estuche y el tapón se coloca perfectamente (Img. 08).

Usar el Vaponic

Abra el Vaponic (Img. 09) y llene el espacio de carga con mezcla de hierbas o tabaco. Puede triturar la planta pero no es necesario. Simplemente líela y estrújela entre sus dedos un momento y empújela dentro del espacio de carga. (Img. 10)

Caliente el tubo exterior de su Vaponic con un encendedor. IMPORTANTE: Como viene indicado en la imagen (Img. 11), sólo caliéntelo entre la línea roja con el logotipo y el extremo cerrado del tubo exterior. No lo caliente en el mismo extremo (porque podría quemar la planta, Img. 12) ni más cerca de la linea roja (porque podría quemarse los dedos y el vaporizador no funcionará, Img. 13). Gire la pipa mientras que la esté calentando para repartir el calor de manera homogénea de todos los lados. Puede usar cualquier llama o encendedor, sin embargo los encendedores tipo soplete (los llamados turbo o jetflame) son altamente recomendados, sobre todo cuando la pipa se usa en el exterior (Img. 14). Usando un mechero normal, hay que calentar el tubo exterior con la parte azul de la llama y no con o por encima de la parte amarilla de la llama, porque así se evita que el cristal se ensucie con hollín (Img. 15).

Inhale profundamente a través de la boquilla. Asegúrese de no tapar con los dedos los dos agujeros entre el tubo exterior y la boquilla.

¿Puede ver vapor espirando? Entonces el Vaponic tiene la temperatura adecuada para vaporizar. Deje de calentar y continúe aprovechando el calor acumulado en el dispositivo para algunas caladas más (Img. 16).

¿(Ya) no puede ver vapor espirando? Entonces el Vaponic aún (o ya) no tiene la temperatura suficiente para vaporizar. Caliéntelo un poco más e intente de nuevo.

¿Puede ver vapor muy denso espirando? Entonces ha subido la temperatura casi hasta el punto de combustión. No lo caliente más – a no ser que le guste el vapor muy denso.

Resumiendo: Usted mismo/a es el termómetro, sabe la temperatura observando la densidad y también el sabor del vapor. También puede controlar la temperatura visualmente observando la planta dentro del espacio para la carga. Cuando empieza a volverse marroncilla debido al calor, entonces sabe que es el buen momento para vaporizar.

El Vaponic tiene una gran ventaja: Mientras que sólo lo caliente entre la linea roja y el extremo del tubo, tal como lo indicamos, es prácticamente imposible prender el tabaco de manera no intencionada. Cuando el dispositivo se sobrecalienta, la planta aparecerá negra y carbonizada (Img. 17) – pero no se queda en cenizas – y el sabor del vapor será duro, amargo y desagradable. Si lo calienta poco, la planta simplemente no cambiará de color, pero puede saborear el exquisito sabor de sus aceites esenciales. Merece la pena probarlo.

Una vez que las hierbas están consumidas correcta- y completamente, el vapor adquiere un sabor ligeramente amargo. Sacándolas del espacio para la carga aparecerán tostadas, deshidratadas y con un aspecto marrón / marrón oscuro (Img. 18).

Procure no quemarse con el extremo caliente. Siempre podrá tocar el dispositivo con total tranquilidad entre la linea roja con el logotipo y la boquilla (Img. 19). No toque el extremo caliente. Si está preocupado/a por poder quemar a alguien con el extremo caliente sin querer, entonces lo puede proteger poniendo el tapón negro del estuche. Está hecho de caucho de silicona extra resistente a altas temperaturas y diseñado especialmente para este uso (Img. 20). También puede usar el tapón cuando quiere poner el Vaponic en algún lado por un momento. Protegerá la superficie (de la mesa p.e.) del calor y evitará que el Vaponic de vueltas y se caiga al suelo (Img. 21)

Su Vaponic está hecho de vidrio Borosilicato 3.3. y no sufre daños por el contacto directo con una llama. Sin embargo, tiene que dejarlo enfriarse solo y no debe usar agua fría o algo parecido para acelerar el enfriamiento. Eso dañaría el vidrio. Recomendamos quitar el tabaco del espacio para la carga después del uso y volver a poner el Vaponic en su estuche. Ahí se puede enfriar y queda bien protegido (Img. 08).

La herramienta multiuso (Img. 07) incluida en el kit hace el uso y mantenimiento del Vaponicaún más fácil. Como cabe dentro del estuche junto con la pipa, siempre la puede llevar encima. La herramienta se puede usar para:

      • sacar las hierbas vaporizadas del espacio para la carga (Img. 22)
      • empujar el filtro de acero fuera del tubo interior. Antes de empujar el filtro es necesario calentar brevemente el tubo interior alrededor del filtro para licuar la resina acumulada (Img. 23 + 24).
      • limpiar el tubo interior empujando un trozo de pañuelo empapado en alcohol hasta el final del tubo y sacándolo de nuevo con el extremo doblado de la herramienta (Img. 25 + 26)
      • colocar de nuevo el filtro de acero en el tubo interior y medir la profundidad máxima hasta dónde se debe empujar el filtro (Img. 27)
      • sujetar el filtro de acero si fuera preciso quemarlo por razones de limpieza (Img. 31)
      • ajustar la fuerza de la llama del encendedor (Img. 28)

Localización de Problemas y Limpieza

Una de las dos únicas razones para que un Vaponic funcione mal es colocar la Pieza de Conexión de Silicona gris al revés (Img. 29 + 30). La segunda razón es un filtro atascado. Puede comprobarlo fácilmente soplando por el tubo interior. La ‘suciedad’ típica causada por la vaporización es una capa de resina amarillenta. De hecho la resina sólo contiene las sustancias de la planta y por ello no puede ser considerada suciedad realmente, pero sí que puede atascar los filtros. Cuando se atasca el filtro la corriente de aire ya no puede pasar y resulta imposible vaporizar. Dicho esto, los restillos de resina que quedan pegados al filtro suelen ser vaporizados cuando el Vaponic se calienta y usa de nuevo. De algún modo se limpia solo. Si de verdad necesita limpiar su filtro, entonces debe hacerlo o con alcohol etílico o quemándolo con una llama. Lo último quitará incluso la suciedad más dura (Img. 31) y también se puede hacer para eliminar de manera eficaz incluso la suciedad más resistente (‘sombras oscuras’) dentro del espacio para la carga (Img. 32) y/o el extremo del tubo exterior (Img. 33). Tiene que dejar el vidrio enfriarse solo! Para la limpieza de las otras piezas – Pieza de Conexión de Silicona Gris, Tubo Exterior y Boquilla – lo mejor es usar un pañuelo y alcohol etílico.

Garantía

El Vaponic tiene dos años de garantía sobre las piezas de vidrio, las piezas de silicona y el estuche tipo rotulador. Tome nota de que el color del impreso rojo sobre el tubo exterior es resistente a calor (evite el contacto directo con la llama), al alcohol y a los lavaplatos entre otros. Sin embargo existen algunos productos cosméticos (p.e. algunas cremas de mano) que pueden terminar dañando los colores. Este tipo de daños en la pintura no son cubiertos por la garantía. El filtro no se rompe por el uso correcto. La contaminación de los filtros está influida por la mezcla de hierbas o el tabaco que haya elegido, lo cual es responsabilidad suya. Si quiere cambiarlo puede obtener nuestros filtros de acero igual que todos los demás repuestos o en su tienda local o en www.vaponic.com. Estamos orgullosos de nuestra atención al cliente.

 

Manuel F. el día 31/07/2020El necesario fuego lo devalua
Josu D. el día 17/04/2020Servicio rapido! En pocos dias en kasa! Buen producto

PEDIDOS Y CONSULTAS
Lunes-Viernes 9:00 a 14:00 - 16:00 a 19:00

967 25 42 75
Teléfono

637 32 04 67
WhatsApp

Toca el botón para llamar o mandar Whatsapp

No products

To be determined Envío
0,00 € Impuestos
0,00 € Total

Precio con impuestos

Realizar compra